Kicillof apoya la ofensiva para correr al procurador bonaerense

Fuente: Archivo
Busca que Conte Grand deje su cargo, pero el funcionario, que tiene estabilidad, resiste la movida
Hernán Cappiello
(0)
8 de noviembre de 2019  

Tras hacerse fuerte en el respaldo que le da su triunfo electoral en la provincia de Buenos Aires, el gobernador electo Axel Kicillof quiere ahora que el procurador bonaerense, Julio Conte Grand, deje su cargo, un puesto clave desde donde puede monitorear todas las investigaciones judiciales del territorio y a los fiscales que las llevan adelante.

Así lo informaron a LA NACION colaboradores de Kicillof que por ahora ponen en manos de la legisladora Teresa García el movimiento de pinzas para forzar la renuncia del titular del Ministerio Público.

"Debería renunciar" cuando María Eugenia Vidal termine su mandato, dijo la legisladora, que acusó al procurador de ejercer "presiones permanentes" sobre jueces y fiscales y por estar abiertamente vinculado al actual gobierno. "Debería tener un acto de democracia en el ejercicio de su gestión y entender que siempre ha tomado partido por Cambiemos. Él tomará la decisión que tenga que tomar. Si yo tuviera que darle un consejo, le diría 'señor, renuncie', porque es lo más saludable", le reclamó la legisladora.

Pero Conte Grand no está dispuesto a renunciar, según dijeron sus allegados a LA NACION. Recordaron que el cargo del procurador, según la Constitución de la provincia, es vitalicio y que el único modo de removerlo es mediante un juicio político o su renuncia. Conte Grand sigue con su agenda, que no es la de la transición, que negocian los equipos de Kicillof con los de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Pero la estrategia de los funcionarios electos no es la de enjuiciar a Conte Grand sino llevar adelante una batalla de desgaste que termine en su renuncia, dijeron fuentes del Frente de Todos en la provincia.

De ser así, la provincia de Buenos Aires amenaza con convertirse en el escenario de una pelea similar entre Cambiemos y el kirchnerismo a la que terminó con la renuncia de Alejandra Gils Carbó como procuradora general de la Nación, con juicio oral en trámite, incluido. Eso sí, en el Frente de Todos no están dispuestos a embarcarse en un trámite de juicio político para el que, por un lado, no cuentan con elementos suficientes y, por otro, no tienen los votos necesarios en la Legislatura.

Lo que le critican en el Frente de Todos a Conte Grand es similar a lo que Cambiemos le reprochaba a Gils Carbó. Dicen que presionó a jueces y fiscales para que avancen causas contra peronistas y sindicalistas, en particular las que afectan al clan Moyano en la investigación de la barra brava de Independiente que terminó con la suspensión del juez de Avellaneda Luis Carzoglio.

El propio Sergio Massa salió públicamente a pedir la renuncia de Conte Grand, y aseguró que el procurador afirmó: 'Llegue con Vidal y me voy con la gobernadora porque soy un procurador político". Después Massa dijo: "Debería mirar cómo afecta su credibilidad decir ahora que se quiere quedar porque el cargo es eterno". Sin embargo, a pesar de estas afirmaciones del referente del Frente Renovador en LN+, Conte Grand niega haber dicho esas palabras, de las que no hay registro.

Colaboradores de Kicillof señalaron que no se conversó en el Frente de Todos sobre quién puede ser el posible sucesor de Conte Grand y que no hay ningún acuerdo para que sea una persona sugerida por Massa. "Primero veamos si renuncia y después vemos", dijo una fuente de ese espacio que trabaja codo a codo con el gobernador electo.

Conte Grand fue ungido procurador con el apoyo de los legisladores de Cambiemos y de los de Massa.

El otro que embiste contra Conte Grand es el presidente de la Suprema Corte bonaerense, Eduardo De Lázzari, de simpatías kirchneristas. Y cada vez que pudo el juez se cruzó con el oficialismo provincial y el procurador bonaerense.

La última vez fue cuando Vidal eligió para el máximo tribunal provincial al juez federal Sergio Torres y De Lázzari no le quiso tomar juramento porque estaba cuestionado su domicilio en la provincia de Buenos Aires. Finalmente fue un dictamen de Conte Grand el que le dio el aval a Torres que pudo así integrarse a la Corte.

Kicillof confía que el capital político que obtuvo tras el triunfo electoral le permitirá a poco de asumir persuadir a Conte Grand de la necesidad de dar un paso al costado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.