La disputa entre Peralta y su vice se agrava con la campaña

Cada vez son más duros los cruces entre los dos sectores, que se enfrentan por primera vez por el poder local
Mariela Arias
(0)
15 de junio de 2013  

RÍO GALLEGOS.- El aleteo del enfrentamiento que empezó en la última elección entre Daniel Peralta y el kirchnerismo hoy ya cobró forma de huracán electoral. Una inédita división del partido del gobierno será el plato fuerte de las elecciones que volverán a medir fuerzas entre el gobernador díscolo y la presidenta Cristina Kirchner, aunque sus nombres no irán en las boletas.

Por primera vez en su historia el PJ y el FPV llevarán candidatos separados. Hasta ahora el Frente para la Victoria -frente electoral fundado en Santa Cruz por los Kirchner bajo el nombre Frente para la Victoria Santacruceña- siempre había competido bajo el sello del PJ, pero la interna con Peralta hoy le quitó esa posibilidad.

Pero lo cierto es que Santa Cruz vive sus propios tiempos de ruptura después de 22 años de kirchnerismo en el poder. La pelea entre Peralta y Cristina Kirchner abrió una grieta que parece no tener retorno y hoy encuentra su correlato en las urnas. Peralta en abril ya les ganó las internas al kirchnerismo nacional y a La Cámpora, y se quedó con la mayoría del congreso del PJ.

Desde que la ruptura se hizo visible, todo empezó a complicarse en la gestión de Peralta. De los 22 diputados (sobre 24 en total) que llegaron bajo el sello del PJ-FVS, hoy se encuentran divididos en dos bloques: los cercanos al gobierno nacional encabezados por La Cámpora, y la minoría que mantiene Peralta.

Este esquema, que demoró la aprobación de leyes sustanciales para el gobernador, es avalado por el vicegobernador, Fernando Cotillo. Ya no se cruza en los actos con Peralta; por el contrario, ambos se tiran dardos por los medios y cruzan espadas vía Twitter.

El jueves pasado, después de un año de demora, se aprobó un impuesto inmobiliario minero en la Legislatura. La norma encontró una airada reacción de parte de la cámara que nuclea a las empresas, y no contó con el aval de los diputados kirchneristas, quienes se abstuvieron de la votación. Hace tiempo que Peralta les dedica el mote de "diputados mineros". Después de la aprobación, Cotillo tuiteó: "Ahora que el impuesto minero fue aprobado, esperamos que la gestión del gobernador no encuentre más excusas para ponerse en marcha".

Cotillo es el favorito de Cristina Kirchner, incluso en un acto en El Calafate lo trató de "gobernador", ante la sonrisa cómplice de sus íntimos. Desde que a Peralta no lo invitan más a la Casa Rosada ni a los actos presidenciales, él se convirtió en un infaltable.

Una postal de esas diferencias se recreó en la última visita de la Presidenta, donde recibieron aportes, ambulancias, obras y fondos sólo los siete (sobre catorce) intendentes cercanos a la Presidenta.

El Frente para la Victoria competirá con el sello del Partido de la Victoria y Kolina; ambos se encuentran registrados en la provincia, pero hasta ahora participaban todos juntos, bajo el paraguas electoral que permite aquí la ley de lemas.

Días pasados un fantasma judicial se agitó sobre el gobernador: la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal resolvió rechazar el pedido de sobreseimiento interpuesto por el gobernador al no poder acatar un fallo de la Corte Suprema de Justicia respecto de restituir en su cargo al ex procurador Eduardo Sosa, quien fue apartado por Néstor Kirchner en 1995.

Ante esta novedad judicial, Peralta podría ser llamado a prestar declaración indagatoria en el juzgado federal de Río Gallegos, pero ahora lo haría ante una conjueza federal nombrada por el kirchnerismo: Andrea Askenazi Vera.

La situación aún está sin definir. "Estoy tranquilo, si tengo que ir a declarar a la Justicia voy, pero me están mandando a cometer otro delito", afirmó el gobernador, quien propuso una solución para reincorporar a Sosa aunque en un cargo de menor rango, alternativa que nunca fue tratada en la Legislatura.

Mientras el oficialismo se divide, el diputado nacional Eduardo Costa (UCR) encabeza el Frente Unión para Vivir Mejor -integrado por la UCR, Coalición Cívica-ARI, Encuentro Ciudadano y el Socialismo- y se esperanza con ganarle a la sumatoria del oficialismo dividido, lo cual ya logró en las legislativas de 2009. Allí Cotillo encabezaba la lista secundado por la esposa de Peralta, Blanca Blanco. Entonces aún eran buenos tiempos entre ambos.

En Santa Cruz hay tres bancas en disputa en octubre, pero la herencia política que dejó Kirchner es la que verdaderamente se encuentra en juego. Los enfrentamientos entre Peralta y Cotillo son apenas la expresión más visible.

Dos ex aliados enfrentados

Son la expresión visible de la fractura del peronismo de Santa Cruz

  • Daniel Peralta / gobernador de Santa Cruz

    Hace un año que no se habla con la Presidenta. Desde entonces no fue invitado a ningún acto oficial. A poco de asumir la segunda gobernación, La Cámpora y sectores del FPV abandonaron su gobierno. La relación con su vicegobernador es nula.

    @dpsantacruz. Cotillo y La Campora quieren justificar el aumento que SE dieron con argumentos infantiles. Que muestren sus recibos y como reparten gastos!!
  • Fernando Cotillo / vicegobernador de Santa Cruz

    En 2011 acompañó a Peralta en la fórmula. Aspira a ser gobernador de Santa Cruz. Cercano a La Cámpora. Desde que empezó la pelea entre Peralta y la Presidenta, es quien asiste a todos los actos en Santa Cruz y en Buenos Aires como figura máxima de la provincia.

    @CotilloFernando. Por la incapacidad de su gobernador Santa Cruz se esta perdiendo una oportunidad histórica para desarrollarse
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.