Los funcionarios que llegaron con Boudou y todavía resisten

Algunos se fueron al exterior, como Forcieri y Chodos; otros permanecen, aunque controlados, y el resto pasó al Senado
Mariana Verón
(0)
30 de junio de 2014  

Después del procesamiento y el duro revés que sufrió en la Justicia el fin de semana, el vicepresidente Amado Boudou aún conserva resortes de poder en el gabinete de Cristina Kirchner .

Los funcionarios que llegaron de su mano resisten a pesar del avance del caso Ciccone , que tiene a su líder contra las cuerdas: algunos quedaron resguardados en el exilio dorado de cumplir funciones en el exterior; otros permanecen en el Gobierno, aunque controlados, y el resto recaló por un tiempo en el Senado, el último de los refugios del vicepresidente.

Guido Forcieri es hoy el más complicado. Quedó imputado en la investigación y su permanencia en el cargo como representante ante el Banco Mundial está en duda después de que el juez Ariel Lijo lo convocara a prestar declaración indagatoria. Ese acto quedó suspendido para que el magistrado pudiera avanzar, como lo hizo el viernes, con el resto de los procesamientos. Pero tarde o temprano tendrá que pasar por tribunales.

Agobiado por los frentes internos que debió controlar cuando asumió en el Ministerio de Economía, Axel Kicillof dejó a algunos de los funcionarios que responden al vicepresidente y que llegaron a sus cargos en la gestión Boudou. El caso más emblemático es el de Forcieri, ex jefe de gabinete de la cartera económica que pasó en tiempos de Hernán Lorenzino al Banco Mundial y desde allí aguanta la presión.

Es el único de los allegados al vicepresidente con cargo actual que está involucrado en la causa. Por el momento, la Presidenta no le suelta la mano a pesar de la intención de Kicillof de ocupar con tropa propia los cargos más calientes de la administración pública. Cambiarlo ahora sería un golpe más para el vice, reflexionan en la Casa Rosada.

El resto de los funcionarios que llegaron con él sobreviven al amparo de la protección que Cristina le dio a Boudou. Una es Katya Daura, la jefa de la Casa de Moneda, íntima amiga del vice que accedió al cargo en medio de la pulseada que entonces libraba su jefe político con el actual secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa. Pero Daura comparte ahora sus funciones con un hombre de Kicillof, Esteban Kiper, nombrado vicepresidente del organismo encargado de la fabricación de billetes, una suerte de contralor del ministro en un espacio de Boudou. Fue cuando el caso Ciccone ya había estallado.

Otro amigo del vice que se mantiene en el Gobierno es Juan Carlos Tristán, marplatense como él y actual presidente del Correo Argentino, un viejo feudo de Julio De Vido que Boudou supo conquistar en sus tiempos de esplendor. Allí también pesa fuerte el camporista José Ottavis, de muy buena relación con el vicepresidente. De hecho, fue su agrupación la más comprometida en la mañana en la que debió ir a declarar a los tribunales de Comodoro Py. Ottavis ubicó como directora a Vanesa Piesciorovski, una funcionaria de su confianza, en alianza con Boudou y por orden de Máximo Kirchner.

Además de Forcieri, con cargos internacionales sobrevivió también Sergio Chodos, otro alfil del vice que trabajó con él en la Anses, como los demás, pero logró traspasar su vínculo con su jefe político y supo ganarse la confianza de Néstor Kirchner en su momento y de la Presidenta más tarde. Es hoy el representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional, otro de los cargos que están en la mira de Kicillof. Según los allegados a Boudou, él contactó a Hernán Fardi con el vice. Fardi es vicepresidente de la Comisión Nacional de Valores, cargo al que llegó en la gestión en Economía del vice.

Otros nombres

Daniel Reposo es otro de sus amigos en el gabinete, que quedó al mando de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), el organismo de control del Estado. Con él tenía una foto en su antedespacho del Senado, y fue el fallido procurador general propuesto por el Gobierno en tiempos en los que Boudou logró sacar de juego a Esteban Righi.

Una paradoja: los cargos que perdió el vice no fueron de manos de sus enemigos. Quien desplazó a la mayor cantidad de sus hombres fue su heredero Hernán Lorenzino, que llegó a Economía por influencia del propio Boudou.

De allí partió Andrés Iturrieta, ex secretario legal y técnico del Palacio de Hacienda, eyectado cuando ya la causa Ciccone estaba en la tapa de los diarios. Unos meses antes corrieron la misma suerte quien era el subsecretario de Administración y Normalización Patrimonial, Manuel Somoza, marido justamente de Katya Daura, y el subsecretario de Relaciones Institucionales, Miguel Cuberos, ex esposo de la ministra de Gobierno de Daniel Scioli, Cristina Álvarez Rodríguez.

Todos recalaron en el Senado. Somoza permanece en la Dirección General de Administración de la Cámara alta. Cuberos se fue y terminó con una productora de televisión dedicado al mundo del espectáculo. En el plano político, mantuvo a su mano derecha y armador Juan Zabaleta como secretario administrativo del Senado.

"No manchar a la Presidenta"

  • El diputado nacional y jefe sindical de los trabajadores de peaje, Facundo Moyano, sostuvo ayer que el vicepresidente Amado Boudou debe renunciar "para no manchar a la presidenta" Cristina Kirchner. El legislador del Partido por la Cultura, la Educación y el Trabajo coincidió con otros dirigentes de la oposición en que tras el procesamiento por delitos que implican corrupción "el vicepresidente tiene que renunciar, incluso para no manchar a la Presidenta". Y exigió también avanzar en el juicio político a Boudou.

El entorno del vicepresidente

Los que llegaron al gabinete bajo el amparo de Boudou

  • Sergio Chodos

Representante ante el FMI

Trabajó con Boudou en la Anses y hoy tiene un cargo internacional

  • Katya Daura

Presidenta de la casa de moneda

Es amiga del vicepresidente y desembarcó en el organismo que fabrica billetes

  • Guido Forcieri

Representante ante el BM

Está imputado en la causa Ciccone y trabaja como representante en el Banco Mundial

  • Daniel reposo

Titular de la SIGEN

Es amigo de Boudou y fue el fallido candidato a procurador cuando el vicepresidente sacó a Esteban Righi

  • Juan Carlos Tristán

Presidente del Correo Argentino

Es marplatense, como el vice, y gracias a él ingresó en un feudo histórico que controlaba Julio De Vido

  • Juan Zabaleta

Secretario Administrativo

Es su armador político y operador en el Congreso; su mano derecha en el Senado

Los que ya no están

  • Andrés Iturrieta

Ex legal y técnica

Era la ex mano derecha de Boudou en el ámbito legal en Economía. Dejó el cargo cuando ya la causa Ciccone estaba en la tapa de todos los diarios. Su salida la decidió Hernán Lorenzino

  • Manuel Somoza

Ex subsecretario

También quedó afuera de Economía por orden de Lorenzino. Recaló en el Senado con Boudou, esta vez en la Dirección General de Administración de la Cámara alta. Es el marido de Daura

  • Miguel Cuberos

Ex subsecretario

Estaba a cargo de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía en tiempo de Boudou. Pasó al Senado, pero ahora se dedica al mundo del espectáculo. Tiene una productora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.