Marcos Peña visitó a Elisa Carrió en Exaltación de la Cruz y la diputada se comprometió a "fortalecer a Cambiemos"

En las últimas semanas, Carrió bajó su perfil mediático y sus críticas al Presidente y su gabinete
En las últimas semanas, Carrió bajó su perfil mediático y sus críticas al Presidente y su gabinete Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
10 de enero de 2019  • 15:57

Fue un encuentro con "excelente clima" entre los socios de Cambiemos , aseguraron los anfitriones. El jefe de Gabinete, Marcos Peña , visitó esta tarde a la diputada de Cambiemos Elisa Carrió en la casa de la legisladora, en lo que constituyó un gesto de distensión después de dos meses sin mantener diálogo.

Tras varios cortocircuitos y críticas públicas de Carrió a distintas medidas tomadas por el Gobierno, los aliados de la coalición de gobierno acercaron posiciones para encarar el año electoral.

"Hubo un compromiso de Lilita para acompañar y fortalecer a Cambiemos y al Presidente", señalaron desde la Coalición Cívica (CC) a LA NACION.

Desde el oficialismo aseguraron que no mencionaron los recientes cuestionamientos de la líder de la CC a los ministros y aseguraron que Peña y Carrió destacaron "la importancia de que las coaliciones políticas puedan debatir y discutir".

El jefe de Gabinete viajó pasado el mediodía en auto desde la Casa Rosada hasta el barrio semiprivado de Exaltación de la Cruz donde la legisladora alquila una casa. Peña y Carrió estuvieron dos horas y 15 minutos en el living de la residencia de la diputada.

Quitar dramatismo

Sentados en dos sillones, ella tomó café y él tomo agua. No hubo comida en la mesa. Tampoco fotos del encuentro. A la reunión se sumó el flamante presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro.

"Fue una muy buena reunión, distendida. Formó parte de las reuniones habituales que tienen Lilita y la CC con el Gobierno", dijo Ferraro tras el encuentro. De ambos lados buscaron quitarle dramatismo al distanciamiento de fin de año.

El jefe de Gabinete y la diputada hablaron del posicionamiento de la Argentina en el mapa mundial y regional y realizaron un análisis de estrategia política y electoral, tanto a nivel nacional como en cada uno de los distritos.

Aunque aún no se habló en detalle, se espera que Carrió tenga un rol activo en la campaña. Podría acompañar a los candidatos y también caminar sola el territorio en nombre de Cambiemos. La diputada ya adelantó que no será candidata en estas elecciones.

Los socios políticos hicieron un repaso del escenario electoral provincia por provincia. Aunque no se mencionaron candidatos, en danza está el nombre de Rubén Manzi, que conduce la CC-ARI Catamarca, como posible candidato a gobernador.

Carrió, en tanto, volvió a insistirle a Peña en la necesidad de bajar los impuestos para las pymes y para las empresas exportadoras.

Peña y Carrió también se corrieron de los temas de "cabotaje" para hablar de la situación de los países de la región. Se hizo mención a la asunción de Jair Bolsonaro en Brasil y a la situación de Nicolás Maduro en Venezuela.

La diputada había hablado en muy malos términos del flamante presidente brasileño y dijo estar "aterrorizada" con lo que puede pasar en el país vecino. En la reunión se mencionó la visita de Macri a Brasil la semana próxima, pero Peña tranquilizó a la diputada alegando que se trata de una misión "institucional".

Después de la tormenta

El cónclave Peña-Carrió llegó tras dos meses de tensiones entre el presidente Mauricio Macri y la diputada, la aliada más incómoda para el Gobierno.

Carrió y Macri
Carrió y Macri Fuente: Archivo

El Presidente y la legisladora no tienen diálogo desde principios de octubre, cuando intercambiaron un beso frío en el acto en el que se presentó un plan de pymes en el CCK.

En los últimos meses de 2018, la líder de la Coalición Cívica había mostrado sus críticas más encarnizadas contra el Gobierno. Pidió el juicio político contra el ministro de Justicia Germán Garavano y reclamó "no ir al fascismo" luego de que se conociera el protocolo de seguridad de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Además, dijo que su partido "es Cambiemos, pero no es corrupto".

El año electoral trajo un cambio de clima entre los socios de Cambiemos. El miércoles, en su regreso a la escena mediática -durante una entrevista con el canal TN- Carrió habló de su relación con la Casa Rosada.

"Ahora tenemos que estar todos juntos de cara a las elecciones", dijo. "Yo nunca me peleé. Cuando sé que no tengo el control de la discusión es preferible no hablar. Es como con los maridos, es preferible no hablar porque hubiese sido contraproducente para Cambiemos. Me mandó saludos. Tenemos una relación así", dijo respecto de su vínculo con Macri.

Hoy, Carrió le envió saludos a Macri a través de Peña. Aunque llegó la calma tras varias semanas de tormenta, aún no hay fecha para un encuentro entre la diputada y el Presidente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.