Masiva apertura de cajas de ahorro

Sólo en el Banco Nación se abrieron unas 15.000 cuentas en dos días; el Banco Central decide hoy sobre las operaciones al exterior; los bancos consideraron que la jornada fue normal En el Bapro, la cifra se estiró a 12.000 De la Rúa volvió a defender las medidas por el contexto de emergencia
(0)
5 de diciembre de 2001  

La puesta en marcha de las nuevas medidas económicas se tradujo ayer en un fuerte aumento en la apertura de cuentas bancarias.

En el principal banco estatal, el Banco Nación, se abrieron 4500 cuentas anteayer y 10.000 ayer, mientras que en el Banco Provincia de Buenos Aires las cifras treparon a 4400 y a 7580, respectivamente.

El gerente del Banco Credicoop, Sergio Clur, afirmó que la apertura de cajas de ahorro se quintuplicó anteayer, con una gran afluencia de público en las 226 sucursales de la institución cooperativa, y destacó que "si bien había dudas, fue más calmo de lo que esperábamos".

En cambio fue mucho menor la apertura de cuentas corrientes en todos los bancos, situación que la gerente de Marketing y Productos Corporativos del Banco Sudameris, Mirta de Lancelle, atribuyó a que las cajas de ahorro se utilizan para hacer pagos y transferencias sin costo para el público en general, como también para el cobro de haberes.

"Las cuentas corrientes sirven más para profesionales y, en general, ya cuentan con una", dijo la ejecutiva del Sudameris ante una consulta de la agencia Télam.

El servicio de banca telefónica y de atención al cliente del BBVA Banco Francés recibió un total de 76.000 llamadas en la primera jornada, y hasta las 17 de ayer se habían recibido 70.000, cuando el promedio habitual es de 48.000 diarias, informó la entidad en un comunicado de prensa.

"Al igual que ayer, el comportamiento del público en las sucursales del Banco Francés fue tranquilo y dentro de lo habitual", se indicó desde el banco de capitales españoles.

Por otra parte, el directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió ayer que si en el período de vigencia del plan hay meses con más de cuatro semanas, el público podrá acceder a 1250 pesos.

Comercio exterior

El organismo monetario definirá hoy una serie de normas que regularán las operaciones de comercio exterior, la emisión de giros de ayuda familiar al extranjero y la remisión de utilidades de empresas, en el nuevo contexto de restricción de salidas de divisas dispuesto por el gobierno nacional.

Sobre este tema, el titular de la Aduana, César Albrisi, aseguró que las restricciones para sacar dinero al exterior rigen también para las grandes empresas multinacionales radicadas en el país, que sólo podrán remitir al exterior "mil dólares por mes", y afirmó que esa medida es "sin excepción".

"Lo digo -explicó a la radio Rock &Pop- por la simple lectura del decreto, en cuyo artículo segundo dice que las transferencias están prohibidas, salvo las que se tienen que hacer en relación con el comercio exterior."

No obstante, voceros de varias empresas petroleras y de telecomunicaciones que operan en el país, con casa matriz en el exterior, señalaron que están a la espera de una normativa específica del Banco Central que precise los alcances del decreto que estableció tales restricciones.

"Estamos esperando una normativa específica, de acuerdo con lo contemplado en el propio decreto de necesidad y urgencia", coincidieron en destacar.

El artículo 2 inciso b) del referido decreto estableció que las transferencias están prohibidas, con excepción de las que corresponden a operaciones de comercio exterior y el pago de tarjetas de crédito.

En el caso específico de las operaciones financieras de empresas, se especifica que están sujetas a la autorización previa del Banco Central.

La reglamentación comprenderá también los pagos de giros de ayuda familiar al exterior y la utilización de cheques del viajero (que tendrán un límite máximo por persona).

Respecto de la remisión de ganancias y otras operaciones empresariales, se insistió en que sólo podrán realizarse con la autorización previa, caso por caso, por parte de la autoridad de aplicación de la medida.

Esta y otras dudas volvieron ayer a marcar la plaza financiera.

En este contexto, el presidente Fernando de la Rúa afirmó que es válido que el Estado adopte estas medidas en épocas de emergencia.

"Son regulaciones propias del Estado que se pueden adoptar válidamente, máxime en este caso, que atiende a un problema de emergencia y que tiene como objetivo fundamental resguardar los ahorros, el sistema financiero y el patrimonio de los argentinos", justificó De la Rúa.

El Presidente recordó que "ya se había dictado una ley estableciendo que los pagos superiores a los 1000 pesos sólo eran válidos si se hacían por cheque; no se podían hacer en efectivo". La mencionada norma arrancó con un piso de $ 10.000 que luego se bajó a 1000 pesos.

Además, De la Rúa sostuvo que, a pesar de la restricción, los ahorristas "pueden disponer de sus depósitos y de su propiedad a través de mecanismos bancarios".

La confusión sobre los detalles del sistema complicó a los propios funcionarios del Gobierno. Un alto integrante del equipo económico admitió que no pudo disponer de fondos porque los cajeros "rechazaron" su tarjeta de débito.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.