Mathov y Santos declararon ante la jueza Servini de Cubría

Ambos ex funcionarios se presentaron en los tribunales porteños y fueron indagados por los cargos de homicidios y lesiones; Mestre comparecería mañana
(0)
20 de diciembre de 2001  • 00:45

El ex secretario de Seguridad, Enrique Mathov, y el ex jefe de la Policía Federal, Rubén Santos, se retiraron de los tribunales porteños, a donde asistieron para declarar ante la jueza María Servini de Cubría en la causa que investiga la muerte de cinco personas en la Plaza de Mayo.

Al salir pasada la medianoche, Santos declaró a la prensa que la policía actuó "en forma profesional".

Además, el ex jefe de la Policía Federal informó que el ministro del Interior, Ramón Mestre, no fue al juzgado porque "se encuentra con el presidente" Fernando de la Rúa, pero contó que el saliente funcionario se comunicó con la magistrada y comparecería en las próximas horas.

La llegada de los ex funcionarios

El primero en arribar fue el saliente secretario de Seguridad, Enrique Mathov, acompañado por su abogado, Jorge Valerga Aráoz, ex camarista y actual defensor del detenido ex jefe del Ejército, Martín. El ex funcionario será indagado bajo cargos de homicidios y lesiones en el marco de los operativos represivos desplegados hoy en Plaza de Mayo.

Luego, se presentó en los tribunales el ex jefe de la Policía Federal, Rubén Santos, que también será indagado por la magistrada en la misma causa.

"De ninguna manera me siento culpable por las muertes. La Policía Federal no tiene balas de plomo, no fue responsable. No creo que haya sido ninguna de nuestras armas la causante" de las muertes, sostuvo Santos al llegar a la sede judicial.

La juez también convocó al renunciante ministro del Interior, Ramón Mestre, en tanto al fiscalía atribuyó responsabilidad en los homicidios al presidente Fernando de la Rúa, que hoy declinó su cargo pero sigue en funciones hasta que acepte la dimisión el Congreso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.