¿Qué es lo que celebran?

Carlos Manfroni
(0)
8 de septiembre de 2012  

Agrupaciones oficialistas han decidido conmemorar el Día del Montonero al cumplirse 42 años desde que Fernando Abal Medina y Gustavo Ramus murieron durante un tiroteo con la policía de la provincia de Buenos Aires.

Fernando Abal Medina y Gustavo Ramus participaron del secuestro y asesinato del general Pedro Eugenio Aramburu. Ese acto criminal fue la partida de nacimiento de la agrupación Montoneros, de cuyos miembros no se sabía hasta el momento.

Según el folclore que ellos mismos instalaron, con la muerte del ex presidente Aramburu iniciaron su lucha por el regreso de Juan Domingo Perón.

Sin embargo, en meses previos al secuestro, Aramburu estaba dialogando con Perón para arreglar su retorno a la Argentina. Poco después, ciertas gestiones de la logia Propaganda Due (P2)con el gobierno del general Alejandro Agustín Lanusse hicieron posible el regreso del líder justicialista, quien volvió al país y, más tarde, al gobierno, condicionado por los objetivos de esa logia, que tenía su cabeza en Italia y fuertes lazos con Libia.

Entre los miembros de la P2 figuraban personas que integraron el gobierno de Perón: José López Rega, Raúl Lastiri, Alberto Vignes, José María Villone y un personaje a quien Perón promovió a la comandancia de la Armada Argentina: Emilio Eduardo Massera, que después formó parte de la Junta Militar que dio el golpe contra el gobierno peronista.

Massera y López Rega se dedicaron a hacer negocios con Libia, que continuaron después del golpe del 24 de marzo de 1976. Precisamente, el entonces líder de ese país, Muammar Khadafy, fue testigo y garante de un pacto entre la cúpula montonera y Massera, en 1977, en la isla Margarita, un descubrimiento que costó la vida del entonces embajador argentino en Venezuela, Héctor Hidalgo Solá, y del periodista Rodolfo Fernández Pondal.

No fueron los únicos testigos asesinados. Por el conocimiento de conversaciones mantenidas entre Massera y Montoneros en París, en 1978, mataron también a Elena Holmberg, diplomática de la embajada argentina en Francia, al periodista Horacio Agulla y al empresario de publicidad Marcelo Dupont, a quien confundieron con su hermano Gregorio, contra quien también atentaron.

Una parte del pacto consistió en impulsar la contraofensiva montonera, que provocó el regreso a la Argentina de una multitud de guerrilleros exiliados, que previo entrenamiento en Libia y en otros países de Medio Oriente -y seguramente sin saberlo- actuaron después en atentados con zona liberada por el general Guillermo Suárez Mason, también socio de Massera en la logia P2 y en los negocios. Otra parte del acuerdo estaba orientada a una tregua durante el Mundial 78, que movió 700 millones de dólares manejados por Massera.

Después de eso, fue promovido un segundo regreso de los montoneros, en una empresa suicida que terminó con la muerte de la mayoría.

En cuanto al asesinato de Aramburu, se sabe que no participaron sólo Ramus y Abal Medina, sino también Mario Firmenich, Norma Arrostito y una o dos personas más cuyos nombres se desconocen y seguirán ocultos. Los primeros murieron. Arrostito fue ejecutada en la ESMA, casualmente cuando estaban liberando a muchos de sus compañeros como parte del pacto. Firmenich sigue en el exilio.

El que justifica los medios con los fines termina sirviendo a cualquier fin. Por eso, cuando conmemoran el Día del Montonero ¿podrían explicar qué celebran?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.