Horacio Rodríguez Larreta irá a la marcha del Obelisco y mantiene la tregua con Peña hasta la noche 27

A diferencia de otros referentes de Cambiemos, el jefe de gobierno porteño evita las críticas al jefe de gabinete
A diferencia de otros referentes de Cambiemos, el jefe de gobierno porteño evita las críticas al jefe de gabinete Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
17 de octubre de 2019  • 11:57

La cercanía de la elección presidencial, que podría determinar el fin de una época, posterga las grandes decisiones y obliga a un breve compás de espera. La tregua política entre el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, hoy en busca de su reelección en la ciudad, y el jefe de gabinete, Marcos Peña -con quien María Eugenia Vidal reconoció diferencias políticas días atrás- está vigente, al menos hasta la noche del domingo 27.

"Entre ellos está todo bien. Y Horacio va a ir a la marcha del sábado", afirmaron desde el búnker del jefe de gobierno porteño. Se especula, incluso, que Rodríguez Larrreta será uno de los oradores que preceda a Mauricio Macri en la que -esperan- sea una multitudinaria concentración de apoyo al Presidente.

A diferencia de otros miembros del oficialismo, que tomaron distancia de la agresiva estrategia de campaña nacional y ya piensan en una "nueva etapa" sin Macri ni Peña conduciendo al macrismo y a Cambiemos, Larreta confirmó su apoyo a la estrategia de las marchas multitudinarias por todo el país.

"Está muy bien la campaña del 'Sí se puede', se suma muchísima gente, como en Tucumán y Salta, dónde no gobernamos. Y que se esté hablando de esa campaña después del resultado de las PASO es un logro", afirmaron muy cerca del jefe de gobierno porteño, a quien ni en la intimidad le sacaron una palabra en contra de la estrategia que hoy se despliega en todo el país, con el Presidente como estandarte de las recorridas "sin red" con las que Macri intenta la hazaña de "dar vuelta" la elección.

La ciudad como bastión opositor

Mientras niegan haber recibido ya "pedidos" de Peña con relación al eventual nuevo gabinete porteño, cerca de Larreta ya piensan sin embargo en el escenario post-elección con una hipótesis factible: que la ciudad se transforme en el "bastión" opositor, ante la derrota de Macri a manos del kirchnerismo.

Horacio Rodríguez Larreta
Horacio Rodríguez Larreta Crédito: Ignacio Sánchez

"Marcos también lo piensa", susurran en el larretismo. Y dan como ejemplo reciente el acuerdo por el que Francisco Quintana, actual secretario general de Pro, renunció a su banca en la Legislatura y asumirá como nuevo integrante del Consejo de la Magistratura porteña. "Era lo mejor que Horacio le podía ofrecer" sostienen desde el edificio de Parque Patricios en relación con Quintana, que sonaba como eventual secretario de Interior en el caso de un eventual triunfo de Cambiemos. Las primeras declaraciones de Quintana, en las que habla de Larreta como "un buen candidato para 2023", evidencian que el acuerdo satisfizo a las tres partes.

La conducción del bloque Pro en la Cámara Baja, a cargo del larretista Alvaro González, y la futura conducción del macrismo, son también signos inequívocos del final de una era y el comienzo de otra, señalan desde el gabinete porteño. Altos funcionarios del larretismo también se preparan, por ahora en silencio, para hacerse cargo de Pro a partir de diciembre.

La relación de Larreta con Fernández

Aunque nadie quiera, al menos por ahora, hablar en público de ese futuro posible, cerca de Larreta ya piensan en sus vínculos con Alberto Fernández (y Cristina Kirchner) en la Casa Rosada y varios de sus amigos de la política en puestos clave.

"Fernández está haciendo equilibrio, pero todos los días a alguno de ellos se le sale la cadena", le trasmitió a sus íntimos el jefe de gobierno, quien pese a no tener diálogo con el candidato presidencial del Frente de Todos sostiene un contacto "casi diario" con Sergio Massa, posible presidente de la Cámara de Diputados a partir de diciembre.

Aunque nadie quiera hablar en público de ese futuro posible, cerca de Larreta ya piensan en sus vínculos con Alberto Fernández y Cristina Kirchner
Aunque nadie quiera hablar en público de ese futuro posible, cerca de Larreta ya piensan en sus vínculos con Alberto Fernández y Cristina Kirchner Fuente: Archivo

La posibilidad de que Fernández implemente un eventual recorte de fondos a la ciudad, publicado por LA NACION anteayer, motivó escalofríos en el gabinete porteño, aunque ni Larreta ni sus ministros salieron a sentar públicamente una posición al respecto.

Ese mismo escenario obligaría a un cambio de mando que entusiasma a los propios. "Si gana Horacio se realinea todo. Y varios van a tener que pasar a besar el anillo", afirmó uno de los referentes más entusiastas del larretismo, hoy alejado del círculo más cercano el jefe de gobierno porteño.

El armado "moderado" post-elección, del que participarían además de Larreta y Vidal, los radicales Martín Lousteau y Alfredo Cornejo, Rogelio Frigerio y el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, también forma parte de las conversaciones del espacio. "Emilio se va a quedar en el espacio, aunque probablemente hagan un bloque sumado al interbloque en el Congreso", comentó un monzonista de gran sintonía-como su jefe político-con Rodríguez Larreta.

Mientras Macri quema sus últimos cartuchos electorales en recorridas por todo el país, el jefe de gobierno porteño piensa en sus próximos pasos. ¿Cómo serán las últimas jornadas de campaña porteña? "Calle, calle, calle", lo define un incondicional del jefe de gobierno, que sostendrá el ritmo de recorridas y encuentros con vecinos, y a la vez redujo el margen de error en sus apariciones y contactos con los medios. "La campaña nacional se va a llevar toda la atención", pronostica uno de sus colaboradores más cercanos, atento a los vertiginosos días finales de campaña que se vienen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.