Sin acuerdo, se extiende en Santa Fe la protesta policial y hubo saqueos aislados

Los policías autoconvocados rechazaron una oferta del gobierno provincial y 17 de las 19 unidades regionales se plegaron al planteo; sigue la tensión en Rosario
Germán de los Santos
(0)
9 de diciembre de 2013  

ROSARIO.- Sin policías en las calles, en su gran mayoría plegados a la protesta salarial , las principales ciudades santafecinas, como Rosario y Santa Fe, dejaban segregar un clima de tensión que al caer la noche empezaba a encender otra vez, como ocurrió el sábado, alarmas de saqueos y robos .

En el gobierno de Santa Fe, la preocupación creció durante la tarde de ayer, luego de que la protesta salarial de la policía se multiplicó en todo el mapa provincial y afectaba a 17 de las 19 unidades regionales, que en total suman más de 18.000 efectivos. Los policías autoconvocados rechazaron la propuesta que elaboró el gobierno y se mantuvieron firmes en la demanda inicial de un salario básico de 13.000 pesos, como plantearon en un primer momento sus colegas de Córdoba.

Anoche, además, analizaban plegarse a la protesta sectores del servicio penitenciario. "Tenemos mucha preocupación porque la situación se puso más tensa dentro de la policía", admitió a LA NACION el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto.

Los 2200 gendarmes y prefectos que se concentraron en Rosario y Santa Fe patrullaban por tierra y por aire ante el peligro de que retornaran los saqueos a supermercados. El gobernador Antonio Bonfatti y el secretario de Seguridad Sergio Berni, quien retornó anoche a Buenos Aires, recorrieron en un helicóptero el sábado por la noche y ayer por la mañana los puntos de mayor peligro de desborde, como la zona sur y el oeste de Rosario. La estrategia de la cartera de Seguridad de la Nación fue ordenar patrullajes masivos a las tropas de Gendarmería y Prefectura por las principales avenidas de Rosario y Santa Fe. El objetivo, según confiaron en el gobierno santafecino, fue mostrar a la población que "no estaban desprotegidos".

Sin canales de diálogo abierto, el gobierno provincial prefirió no elaborar una nueva propuesta salarial, un día después de que fuera rechazada la oferta que hizo de urgencia el sábado por la tarde Bonfatti.

Bono navideño

La administración socialista ofreció a los policías un bono navideño de 1500 pesos y un monto igual a pagar en enero para la compra de uniformes. También dejó sobre la mesa la promesa de sentar a fines de febrero a representantes de la policía -una demanda histórica- en la mesa paritaria con el resto de los gremios estatales, y un incremento de 9 pesos en los adicionales.

"Es una tomada de pelo", consideraron los policías autoconvocados que bloqueaban los cuatro portones de la jefatura de la Unidad Regional II de Rosario. De allí no pueden salir a patrullar las calles unos 70 móviles del comando radioeléctrico, por lo cual el 911 estaba operativo pero sin poder cumplir con la demanda de la población. La policía no está acuartelada, pero no cumple las órdenes emanadas de los jefes. Las frecuencias de la radio policial también estaban intervenidas por los efectivos que se plegaron al reclamo, que transmitían proclamas y amenazas contra los uniformados "leales".

El reclamo se sustenta en una demanda de aumento salarial a 13.000 pesos. Hoy un policía santafecino que recién inicia su carrera percibe unos 4800 pesos mensuales. Pero detrás de la protesta hay otros ingredientes que suman malestar. Bonfatti tiene una relación complicada con varios sectores de la policía provincial, que resisten el intento de avance hacia una mayor profesionalización de la fuerza y los cambios que se implementaron para apartar a la policía del manejo de los fondos para su funcionamiento.

A pesar del clima de tensión en aumento, y con las calles despobladas de policías no se dispararon hechos de violencia y robos de magnitud en Rosario. Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación informaron a este diario que no se habían producido "incidentes de importancia", aunque admitieron que percibieron mucho temor en los ciudadanos. En la ciudad de Santa Fe, se repitieron saqueos en un negocio de ropa en Fray Cayetano Rodríguez 3800 y en el supermercado El Túnel, que se encuentra a una cuadra de la tienda Pétalos.

José Báez, un ex futbolista que militó en Colón en la década del 70, propietario del negocio, relató que en los saqueos "había hombres y mujeres, debidamente preparados para saquear, porque tenían herramientas propias para estas ocasiones". También hubo corridas y disparos en el ingreso al autoservicio Kilbel, en López y Planes al 4300, a metros de la seccional 6a.

El gobierno de Santa Fe convocó para hoy a la mañana a todas las fuerzas políticas y a las organizaciones e instituciones sociales y económicas a una reunión "en defensa de las instituciones". Desde la administración provincial señalaron que será un acto "en resguardo" de la institucionalidad. "También será una respuesta a quienes intenten generar inseguridad en la población", señaló Lamberto.

Del editor: qué significa.

No es la primera vez que el fin de año precipita reclamos que se encuentran latentes, y la reacción tardía del Gobierno hizo poco por desactivarlos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.