Tompkins se irá del país si prospera la expropiación

Dijo que el proyecto de ley de D´ Elía es "discriminatorio"
Oliver Galak
(0)
5 de septiembre de 2006  

El empresario y conservacionista norteamericano Douglas Tompkins calificó ayer de "arbitrario y discriminatorio" el proyecto de ley para expropiarle tierras en la provincia de Corrientes y advirtió que, en caso de que prospere la iniciativa firmada por unos 40 diputados kirchneristas e impulsada por el ex piquetero y funcionario Luis D’ Elía, retirará sus inversiones del país.

Tompkins, dueño de la estancia en la que D’ Elía cortó alambrados frente a las cámaras para permitir el paso de los pobladores del paraje Yahaveré, señaló que el subsecretario de Tierras para el Hábitat Social podría estar motivado por ideas "xenófobas y ultranacionalistas", pero negó que fuera a presentar una querella en contra de él.

El millonario llegó anteayer al país, de donde se encontraba ausente desde antes de que estallara el escándalo. De pulóver y pantalón gris, Tompkins brindó una extensa conferencia de prensa en la que insistió en su versión de los hechos: él no impidió el paso de los pobladores, el paraje está ubicado en tierras de Forestal Andina y fue esta empresa la que construyó un terraplén que terminará inundando toda la zona.

"Es difícil de entender la meta de D’ Elía -dijo-. No está bien informado, o es algo malintencionado, o está tratando de crear bombas mediáticas. No sé si es xenofóbico, ultranacionalista o qué."

Cuando LA NACION le preguntó si pensaba seguir invirtiendo en la Argentina, Tompkins respondió: "Vamos a averiguar qué va a pasar con el proyecto de expropiación. Es un tema preocupante para todos los terratenientes. D’ Elía habló de 15 millones de hectáreas. El Gobierno tiene que resolver esto. Esperamos una señal clara". Luego agregó que "por supuesto" se irá si prospera el proyecto de expropiación.

Acompañado por su colaboradora Sofía Heinonen, ex funcionaria de Parques Nacionales, Tompkins mostró un mapa en el que se muestra que más del 80% de las 300.000 hectáreas que planea expropiar D’ Elía son de su propiedad (algunas están destinadas a la producción y otras a la conservación) y que incluso hay varios miles de hectáreas por fuera de los Esteros del Iberá. Y reiteró que su objetivo es donar las tierras que posee su fundación, Conservation Land Trust, para crear parques nacionales o provinciales.

Heinonen contó que luego de la irrupción de D’ Elía en la estancia El Tránsito la fundación recibió llamados de solidaridad de otros funcionarios del Gobierno, como del secretario de Turismo, Enrique Meyer, y del presidente de Parques Nacionales, Héctor Espina.

Recién llegado de Rumania, Tompkins relató que en los últimos días mantuvo encuentros con inversores de Dinamarca y Gran Bretaña y que todos le preguntaban cuál era la situación que se vive en la Argentina a raíz de las iniciativas de D’ Elía.

"Son inversores, productores, y, como cualquier productor, tienen sus temores, como nosotros, sobre el futuro", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.