Tras el fracaso de la campaña antártica, volvieron a contratar al anterior buque polar