Una auditoría detectó irregularidades en la compra de las baterías del submarino