Dave Grohl habla del nuevo disco de Foo Fighters y explica por qué el rock no es una moda ni un sonido