Coronavirus en la Argentina. Claudio Belocopitt: "Si en las clínicas privadas hay capacidad ociosa, que vengan los que hagan falta"

El dueño de Swiss Medical negó que las clínicas privadas no vayan a atender a los personas contagiadas con coronavirus
El dueño de Swiss Medical negó que las clínicas privadas no vayan a atender a los personas contagiadas con coronavirus Crédito: Captura de pantalla
(0)
3 de abril de 2020  • 13:57

Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical y residente de la Unión Argentina de Entidades de Salud del sector privado (UAS), negó esta mañana que las clínicas privadas no vayan a atender a los personas contagiadas con coronavirus luego que el Gobierno anunciara la intención de centralizar los recursos del sistema sanitario, ya sean privados o estales. El empresario aseguró que "si en el segmento privado hay capacidad instalada ociosa pues vengan todos los que hagan falta".

La discusión comenzó cuando el miércoles 1 de abril, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, anticipó que el Gobierno emitiría en los próximos días un Decreto de Necesidad y Urgencia para declarar de interés público todos los recursos sanitarios, sean privados o estatales. Esta iniciativa encendió las alertas de las clínicas privadas.

En diálogo con María O'Donell para el programa De Acá En Más (FM Metro), Belocopitt habló sobre la coordinación de los sistemas de salud privado y estatal de la Argentina dijo: "Anteayer recibimos la misma versión que los periodistas sobre un DNU que iba a crear un sistema federal de salud. Ayer se hizo una reunión con la UAS en el Ministerio y el ministro [Ginés González García] dijo que no era bajo ese sentido, ni nada parecido. Sino que se pretendía una coordinación entre el sistema público y privado".

El fundador de la obra social con más de un millón de afiliados, que también poseé varios centros médicos, sostuvo que en el marco de la pandemia de coronavirus que afecta a todo el mundo "eso es lo lógico y lo correcto en una situación de la complejidad en la que estamos enfrentando".

Belocopitt destacó el trabajo con demanda excesiva del sistema de salud. "El coronavirus es tremendo pero es solo una cosa que las empresas de salud tienen que hacer. Es decir, las organizaciones de salud están atendiendo gente con problemas cardíacos, pacientes oncológicos, hay cirugías de urgencias. El sistema sigue trabajando", dijo.

Además, el empresario sostuvo que los sanatorios privados son "los únicos que pueden ir conociendo cuál es la disponibilidad de camas, haciendo un esfuerzo enorme para ir colocando cada situación, para ir programando actividades. Ni te digo la actividad obstétrica, hay miles y miles de partos para los próximos meses".

Trabajo coordinado

Sobre la polémica en torno a la concurrencia de pacientes con coronavirus que no cuentan con obras social privada, Belocopitt dijo: "No es que vos tenés clínicas vacías y ahora decís 'bueno, ahora que están clínicas vacías me ocupa de ver cómo las lleno'. No hay que perder de vista que el sistema de salud está pasando una situación hipercompleja aquí y en el mundo entero, pero tiene sus actividades normales desarrollándose de manera permanente".

Y agregó que "es cierto que lo que se ha podido reprogramar se ha reprogramado. Las cosas que son urgencias no se pueden reprogramar".

O'Donnell le preguntó: "Si hay alguien que no tiene ninguna cobertura médica, tiene coronavirus, se llenaron los hospitales públicos, ¿se queda sin atención esa persona?".

La respuesta del dueño de Swiss Medical fue tajante: "De ninguna manera, porque ahí es donde viene el trabajo conjunto" y agregó que "en materia prestacional, que es lo que conforma la UAS, que son todos los actores prestacionales y financiadores de la actividad de la salud privada, atiende al 70% de los argentinos".

Además el empresario explicó que "si vos tenés la obra social de la Construcción, tenés la de gastronómicos o tenés PAMI, vos te atendés en instituciones privadas. Esas instituciones se están organizando para, además de lo que hacen diariamente, el coronavirus. Este segmento tiene que lograr trabajar con la suficiente eficiencia para intentar no derramar sobre el hospital público las atenciones de este 70% de los argentinos. El hospital público que atiende el 30%, de la misma forma, debe ser eficiente y no derramar sobre el otro sector".

Belocopitt aseguró que ningún paciente infectado con coronavirus va quedar sin atención en las clínicas privadas. "No hay ninguna duda que si a alguno de los dos le falta y al otro le sobra, ahí viene el trabajo coordinado. Ningún sector, ni el público ni el privado le va a decir 'ah, vos tenés otra cobertura, vos estás condenado'. Por supuesto que lo vamos a atender. Ese el camino posterior en la coordinación", dijo.

El titular de la UAS también afirmó que "si en el segmento privado el coronavirus no pegó de la misma manera que en el público y hay capacidad instalada ociosa pues vengan todos los que hagan falta. Es una cosa obvia".

Luego dijo: "Pensar que alguien puede tener la cabeza mezquina de creer que no te va a salvar a un argentino el día de mañana por no tener cobertura es ser más que un hijo de p...".

Sin embargo, Belocopitt aclaró que "eso no significa que un día para el otro digas 'yo manejo todo' porque eso puede genera un desastre por desconocimiento propio de cómo se manejan estos sistemas. Porque, además, están todos estos enfermos que todas estas organizaciones tienen responsabilidad" y puso como ejemplo que "si vos tenés un familiar enfermo o una mujer embarazada querés que estas instituciones estén a la altura de las circunstancias".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.