Investigan a cuatro policías por un homicidio

El fiscal sospecha que los uniformados mataron a un comerciante y ocultaron las pruebas
(0)
27 de septiembre de 2019  

La Justicia investiga si cuatro policías bonaerenses fueron los autores del homicidio de un verdulero cometido en 2016 en el partido de Ituzaingó. Se sospecha que esos agentes habrían mentido y alteraron la escena del crimen para hacer pasar el hecho como un asesinato en ocasión de robo. La clave que provocó un giro rotundo en la pesquisa fue un peritaje que señaló el disparo de una de las armas reglamentarias de los policías. Los uniformados habían asegurado que no utilizaron sus armas, según explicó a Télam un vocero con acceso al expediente.

Ese mismo policía, un año después, quedó involucrado en otro episodio de violencia, cuando en un incidente de tránsito baleó a un hombre, hecho por el cual está bajo arresto domiciliario.

El crimen que se investiga es el de Diego Roda, dueño de la verdulería El Económico, de Ituzaingó, quien la noche del 12 de septiembre de 2016 fue asesinado de cuatro balazos dentro de su Volkswagen Vento, cuando regresaba a su casa junto a su mujer y su bebé.

Según las primeras informaciones suministradas el día del hecho por la policía, la familia fue interceptada por dos delincuentes que escapaban en una camioneta Peugeot Partner tras cometer un robo, y en la huida chocaron y siguieron a pie, mientras eran perseguidos por una patrulla de la fuerza local. Siempre según esa versión, en la esquina de Lomas de Zamora y Saldán, del Barrio Parque, de Ituzaingó, los delincuentes quisieron robar el auto de Rodas para continuar la fuga, aunque el comerciante intentó huir y fue atacado de cuatro tiros.

Su esposa, en tanto, fue baleada en la mano derecha, mientras que el bebé quedó ileso. El comerciante herido alcanzó a seguir la marcha para proteger a su familia, aunque a los 100 metros perdió el conocimiento y murió en una clínica.

Inicialmente los policías declararon en la causa que lleva adelante el fiscal de Ituzaingó, Marcelo Tavolaro, que llegaron instantes después a bordo de una patrulla al lugar donde el comerciante ya estaba baleado, y aseguraron que "nunca" dispararon sus armas mientras perseguían a los delincuentes.

En la escena del hecho, los peritos hallaron una única vaina servida entre el pasto, al costado del cordón de la vereda, que fue remitida para ser sometida a peritajes.

Del peritaje surgió que ese proyectil había sido disparado por el arma de uno de los policías que había participado de la persecución, quien fue identificado por fuentes como Fernando Grane.

Los mismos voceros contaron que Grane está actualmente desafectado de la fuerza y bajo arresto domiciliario por haber herido de dos balazos a un hombre durante una pelea de tránsito ocurrida en 2017 en Villa Udaondo.

Desde que llegó a manos del fiscal Tavolaro el resultado del peritaje por el crimen de Roda, Grane también quedó imputado junto a sus tres compañeros por ese homicidio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.