Una joven de Berazategui vio cómo dormían sus padres y se le ocurrió una idea premiada en el MIT