De médicos a pueblos originarios y presos: el plan del Gobierno para vacunar a 23 millones de personas