Día Mundial de la Diabetes, una epidemia que apunta directo al corazón