El postre más grande del mundo tiene 22 bochas de helado