La Anmat prohibió una solución de dióxido de cloro y un agua alcalina hidrogenada