La Argentina se consagró campeón latinoamericano del helado