Ir al contenido

proyecto naturaleza

Cu谩les son las seis alertas que amenazan el medio ambiente argentino


Por Nora B盲r

Fotos de Rodrigo N茅spolo, Anibal Greco, Fabian Marelli, Ricardo Pristupluk y Gentileza Programa Marino, Fundaci贸n Vida Silvestre Argentina y Pascua-Lama, Reuters

La gesti贸n de los residuos urbanos, la degradaci贸n de los suelos por erosi贸n h铆drica y monocultivo, la deforestaci贸n del bosque chaque帽o, la miner铆a de alta monta帽a y el descarte de la pesca en el Mar Argentino

Los anuncios se suceden sin cesar y cada noticia supera a la otra: por su desmanejo del medio ambiente, se podr铆a decir de la humanidad lo mismo que la leyenda cuenta sobre Atila, rey de los hunos: que por donde pasaba no volv铆a a crecer el pasto.
El pa铆s no est谩 exento de esta encrucijada que se verifica en todo el globo. Su actividad econ贸mica depende fuertemente de los recursos naturales, del mismo modo que la calidad de vida de sus habitantes, pero la tierra, el agua, los bosques y los mares ya exhiben la huella de la sobreexplotaci贸n. En este escenario, especialistas consultados por LA NACION destacaron seis puntos 谩lgidos: la gesti贸n de los residuos urbanos, la degradaci贸n de los suelos, la deforestaci贸n, la contaminaci贸n de la cuenca Matanza-Riachuelo, la miner铆a de alta monta帽a, especialmente en la provincia de San Juan, y el descarte de la pesca en el Mar Argentino.

A juicio de Manuel Jaramillo, director de la Fundaci贸n Vida Silvestre Argentina (FVSA), hay dos preocupaciones fundamentales: la conversi贸n de los ambientes naturales, y la producci贸n y consumo de energ铆a.

鈥淯n estudio que realizamos en 2017 sobre la salud de los ecosistemas terrestres pone en evidencia una fuerte tendencia a la disminuci贸n de estos servicios 鈥揳firma 鈥. Percibimos la presi贸n sobre nuestros recursos a trav茅s de los cambios en inundaciones, sequ铆as, olas de calor, desplazamiento de poblaciones, la contaminaci贸n del aire y el agua. Estos s铆ntomas no afectar谩n 煤nicamente a las generaciones futuras; las proyecciones muestran que, a medida que pase el tiempo, van a empeorar.鈥

Andr茅s N谩poli, director ejecutivo de la Fundaci贸n Ambiente y Recursos Naturales (FARN), coincide y agrega que, aunque la conciencia ambiental crece en el mundo, especialmente entre los j贸venes, al mismo tiempo las crisis econ贸micas profundizan el modelo existente para producir divisas. 鈥淟os temas ambientales maduran en el largo plazo y lo que manda son las ganancias de las empresas 鈥揹ice N谩poli鈥. Para avanzar en un caso como el del Riachuelo, hay que hacer un juicio en la Corte Suprema鈥.

Seg煤n el mag铆ster en derecho ambiental graduado en la Universidad del Pa铆s Vasco, Espa帽a, los da帽os de la miner铆a a cielo abierto no son 鈥減ara los trabajadores y la gente que vive en las capitales, sino para los que viven cerca. Pero es dif铆cil avanzar con el cumplimiento de la regulaci贸n porque el Estado es el principal socio de estos emprendimientos, no un actor independiente en la operaci贸n, est谩 involucrado en el proceso鈥.

El Riachuelo representa, para Antonio Brailovsky, docente de la UBA y la Universidad de Belgrano, y ex defensor adjunto de la CABA, la cuenca en peor situaci贸n del mundo. 鈥淐ombina dos cosas: un r铆o altamente contaminado, pero que adem谩s afecta a una cantidad muy grande de gente 鈥揳firma鈥. Las normas de vertidos industriales son iguales que antes de la sentencia de la Corte; se sigue tirando lo mismo que hace 12 a 15 a帽os鈥.

El especialista advierte que en la zona seca del pa铆s, todo el Oeste, 鈥渧amos hacia la emergencia h铆drica. San Juan lleva tres a帽os de sequ铆a continuada. Necesitamos una contabilidad 鈥榤ani谩tica鈥 del agua, saber cu谩ntos cent铆metros c煤bicos hay en cada lugar y c贸mo los vamos a usar. Tiene que haber una previsi贸n que estime con precisi贸n cu谩nta agua le estamos dando a los cultivos, a las ciudades y al fracking. Hay que sincerar que necesitamos racionar el agua. Mendoza lo hizo hace un siglo con respecto a los cultivos. Ahora hay que pensarlo todo de nuevo鈥.

Por su parte, el secretario Sergio Bergman prefiri贸 no hablar sobre materias pendientes, sino destacar los logros de su gesti贸n. 鈥淭ransformamos una Argentina que no ten铆a pol铆tica ambiental en una que s铆 la tiene, aunque haya temas pendientes鈥, opin贸.

Entre los avances, destac贸 que haber 鈥渧uelto al mundo鈥 le exige al pa铆s cumplir standards ambientales internacionales y con una agenda de desarrollo sostenible y reportar anualmente los avances en las Naciones Unidas. Adem谩s, considera positivo haber creado el gabinete nacional de cambio clim谩tico; haber planteado planes de mitigaci贸n; haber promovido el desarrollo de energ铆as renovables, lo que impuls贸 m谩s de 175 planes y proyectos de energ铆a solar, e贸lica y biomasa; haber promovido la plataforma forestal 2030; disminu铆r paulatinamente el uso de f贸siles y promover la movilidad el茅ctrica; adaptaci贸n a las nuevas formas de producci贸n que tiene el campo; promover la agricultura de precisi贸n o digitalizada para el gran debate sobre el uso de fitosanitarios, entre otros.

Seg煤n la Facultad de Agronom铆a de la UBA, 鈥淓n el ranking de pa铆ses de la regi贸n, la Argentina, con un 2,3% de su territorio dentro de 谩reas protegidas, est谩 en la tercera peor posici贸n, s贸lo por encima de Guyana y de Uruguay. Los pa铆ses que encabezan la lista son Chile, con 18,3%, Venezuela, con un 15,2%, Colombia, con 11,8%, y Brasil, con 5,6%鈥.

1

Riachuelo
A m谩s de 10 a帽os del fallo de la Corte, casi sin avances en la cuenca m谩s contaminada del mundo

La cuenca abarca 2.240 km2 en los que viven alrededor de 3.500.000 personas y hay unas 12.700 industrias. La contaminaci贸n de este rio de 64 km de largo, 鈥渆s uno de los temas de mayor relevancia socioambiental del pa铆s鈥, destaca FARN en su informe ambiental 2019. Aunque se pueden mencionar algunos avances, como la creaci贸n de la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar) para impulsar el plan de saneamiento, y las tareas de remoci贸n y limpieza de m谩s de 1400 toneladas de residuos s贸lidos del espejo de agua y de los m谩rgenes, que en el caso de la CABA permiten ampliar los sistemas de recolecci贸n de residuos, y el progreso de obras de infraestructura clocal, el plan integral de saneamiento 鈥渃uenta con un bajo nivel de implementaci贸n鈥. No mejoraron las condiciones de las aguas superficiales del r铆o ni la calidad del aire en la cuenca baja del Riachuelo. 鈥淣o existe una pol铆tica eficiente para controlar las descargas de las industrias. Las normativas que rigen no son adecuadas para el Riachuelo, ya que permite tirar todo lo que deseen las empresas si lo diluyen en agua鈥, afirma Antonio Brailovsky.

2

Residuos urbanos
Buenos Aires, entre la saturaci贸n de rellenos, la ley de 鈥渂asura cero鈥漼 la incineraci贸n

Se calcula que, en promedio, cada argentino produce un kilo de basura por d铆a. Recogerlo y trasladarlo hacia los sitios de deposici贸n solo en el 脕rea Metropolitana de Buenos Aires exige m谩s de 2500 camiones cargados de 18.000 toneladas diarias de desechos que se vierten en los rellenos sanitarios . Solo el 13% de esa cifra se procesa o se recicla para su reutilizaci贸n. Pero las autoridades de la Coordinaci贸n Ecol贸gica Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) , compa帽铆a creada por los estados de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, ya advirtieron que en cinco a帽os la capacidad de esos espacios quedar谩 colmada. Este a帽o las autoridades rehabilitaron la incineraci贸n, que hab铆a sido prohhibida hace m谩s de una d茅cada, una tecnolog铆a fuertemente cuestionada por su costo y porque compite con la econom铆a circular. Los especialistas destacan que el problema es que la basura viene determinada no por el consumidor, sino por el productor. Si hay materiales que pueden servir, 驴para qu茅 gastar tanto en quemarlos? Los especialistas tambi茅n reclaman una ley de residuos peligrosos.

3

Deforestaci贸n
El Gran Chaco, uno de las once zonas en mayor peligro por la p茅rdida de superficie

Seg煤n datos oficiales, entre 1990 y 2017, el pa铆s perdi贸 7,7 millones de hect谩reas de bosques una superficie igual a B茅lgica y Holanda sumadas. La del Gran Chaco es una de las zonas que m谩s padeci贸 este proceso. Seg煤n Greenpeace, cuatro provincias concentran el 80% de los desmontes: Santiago del Estero, Chaco, Formosa y Salta. Y el 36,3% de la superficie deforestada correspondi贸 a bosques nativos. Estudios de la Fundaci贸n Vida Silvestre y el INTA calcularon que, si nada cambia, en 2028 habr谩 perdido una superficie equivalente a 200 veces la ciudad de Buenos Aires. Como contracara, otro estudio recientemente presentado por la FVSA muestra que si la Ley de Bosques se cumpliera en forma estricta, para 2028 se podr铆an evitar deforestaciones por 1,81 millones de hect谩reas. Y si hicieran acuerdos p煤blicos y privados de no deforestaci贸n, ser铆a posible mantener un crecimiento de 2,3 millones dehect谩reas de la superficie agr铆cola, y de 1,7 millones de hect谩reas de superficie ganadera. 鈥淣uestra econom铆a est谩 dejando una hipoteca ambiental para el futuro鈥, afirma Andr茅s N谩poli, de FARN.

4

Miner铆a a cielo abierto
Veladero-Pascua Lama, un caso paradigm谩tico que revela
sus peligros

Se practica en la Cordillera de los Andes. Consiste en remover una gran cantidad de roca para extraer recursos no renovables. Pero m谩s que los grandes vol煤menes de tierra que se remueven, los especialistas subrayan que el problema que presenta es que se utilizan enormes cantidades de agua y cianuro en gran escala. y generalmente cerca de los glaciares. Las minas de Veladero y Pascua Lama fueron un caso testigo de la falta de regulaci贸n. A pesar de cuatro derrames en los que vertieron m谩s de un mill贸n de litros de soluci贸n cianurada en varios rios de la regi贸n.鈥淟a Argentina es el 煤nico pa铆s de Am茅rica latina que no tiene ley de impacto ambiental, se rige por las normativas de las provincias o sectoriales 鈥揳firma N谩poli, de FARN鈥. La Ley General de Ambiente tiene dos principios al respecto, pero que no los cumple nadie鈥. 鈥淗ay continuas fallas en los sistemas de control y fiscalizaci贸n 鈥揷oincide Jaramillo, de la FVSA鈥. No hay miner铆a sustentable, pero s铆 puede haber una responsable, con mejores pr谩cticas y que reinvierta parte de los beneficios econ贸micos en proteger los recursos naturales鈥. Desde el gobierno de la provincia de San Juan, donde quedan las minas de Veladero y Pascua Lama, se defienden de las acusaciones: 鈥淪ergio U帽ac fue el 煤nico gobernador que le puso los puntos a la miner铆a. En la provincia hay miner铆a responsable, con absolutamente todos los controles necesarios鈥, dice un vocero.

5

Erosi贸n de los suelos
Afecta en especial a la pampa h煤meda por anegamientos y monocultivo

Seg煤n la FAO, las p茅rdidas econ贸micas del pa铆s debidas a la erosi贸n h铆drica (que producen la lluvia y los anegamientos cuando no hay cubierta vegetal) ascienden a 700 millones de d贸lares por a帽o. El informe ambiental 2017 de la Secretaria de Ambiente de la Naci贸n, calcula que la superficie sometida a este proceso supera las 100 millones de hect谩reas y cada a帽o se suman 2 millones m谩s. Esto equivaldr铆a a un tercio del territorio nacional. 鈥淗ay varios lugares del pa铆s que evidencian erosi贸n de los suelos por distintas razones 鈥揺xplica Fernando Salvagiotti, investigador del INTA鈥. Adem谩s de la que se produce por inundaciones (sur de Santa F茅 y C贸rdoba), y la erosi贸n e贸lica (en La Pampa, San Luis), tambi茅n se registra ese proceso por exceso de monocultivo. Un ejemplo es lo que se da en la cuenca del rio Carcara帽谩鈥. El INTA estima que en los 煤ltimos 30 a帽os la degradaci贸n h铆drica en todo el pa铆s se increment贸 en250.000 hect谩reaspor a帽o. 鈥淟os fitosanitarios tambi茅n tienen un impacto 鈥揳firma Brailovsky鈥. Somos el pa铆s del mundo donde m谩s se usan, 16 litros por ha y por a帽o鈥

6

Mar Argentino
El 鈥渄escarte鈥 pone en riesgo a la merluza, las exportaciones y el empleo

En el Mar Argentino, como las poblaciones de merluza y langostino comparten el espacio, con frecuencia las redes recogen ambas especies al mismo tiempo. Pero como predomina la motivaci贸n de maximizar los beneficios econ贸micos en el corto plazo, lo que tiene m谩s valor (el langostino) se guarda y lo que tiene menos valor, se descarta. Esto hizo que en 2017. los barcos de pesca vaciaran de sus bodegas 111.928 toneladas de merluza (muerta), una cantidad equivalente a casi el 40% de la captura m谩xima permisible. 鈥淓l descarte es un uso irracional de nuestro patrimonio natural, que tiene impacto sobre la estructura y funcionamiento de los ecosistemas marinos鈥, explica el bi贸logo Guillermo Ca帽ete que produjo un informe detallado del tema para la FVSA. El Instituto Nacional de Desarrollo Pesquero (Inidep) destaca que en los 煤ltimos a帽os el descarte fue creciendo, aunque hay m茅todos de discriminar la captura para que eso no suceda. Aunque la ley de pesca lo proh铆be, no existe un marco legal que trate el tema ni medidas concretas para mitigarlo, afirma Ca帽ete en su informe.

Esta nota integra Covering Climate Now, una iniciativa global de m谩s de 250 medios para fortalecer la cobertura sobre la crisis clim谩tica

Cargando banners ...