a fondo

Pinamar brutalista

Adiós al chalet de verano, el hormigón crudo conquista el bosque; algunos de los ejemplos