Por un escape, evacuaron a los estudiantes del Lenguas Vivas

Analizan si se trata de gas o monóxido de carbono; dos alumnos fueron hospitalizados
Hoy no habrá clases en el Lenguas Vivas
Hoy no habrá clases en el Lenguas Vivas Crédito: Silvana Colombo
Analizan si se trata de gas o monóxido de carbono; dos alumnos fueron hospitalizados
Julia D'Arrisso
(0)
25 de junio de 2019  

El Instituto Superior de Enseñanza en Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández, ubicado en el barrio de Retiro, suspendió ayer por tiempo indeterminado sus actividades debido a un episodio cuyas causas aún se desconocen, ya que se presume que podría haberse tratado de un escape de gas o de monóxido de carbono, que afectó la salud de al menos 15 alumnos.

Durante las primeras horas de clase de ayer, estudiantes de la institución conocida popularmente como Lenguas Vivas percibieron "olor a gas" y otros sintieron mareos y dolores de cabeza, por lo que las autoridades del establecimiento llamaron al SAME, que asistió a más de una decena de adolescentes del nivel medio, dos de los cuales fueron derivados al Hospital Cosme Argerich.

Según pudo reconstruir LA NACION a través de fuentes oficiales porteñas, todo comenzó poco después del ingreso de los alumnos en el turno mañana de la escuela que funciona en Carlos Pellegrini 1515.

Los alumnos que estaban en aulas del quinto piso alertaron que percibían "olor a gas" y que sentían mareos. Simultáneamente, un alumno que se encontraba en el segundo piso sufrió una descompensación y tuvo vómitos.

Asistencia del SAME

Ante este escenario, las autoridades del colegio público porteño se comunicaron con el SAME y el cuerpo de bomberos para poder evacuar el lugar. Cuatro ambulancias asistieron a 15 alumnos en la puerta de la institución y dos de ellos, que presentaron cuadros más preocupantes, fueron derivados al Hospital Cosme Argerich. Cerca de las 16, los adolescentes fueron dados de alta y regresaron a sus hogares, según confirmaron fuentes del Ministerio de Educación porteño.

"Cuando llegamos había alumnos con síntomas como cefalea y mareos, así que decidimos medir si tenían alguna intoxicación, y a dos de ellos, un alumno y una alumna de 16 años, la medición de monóxido les dio alta, así que fueron trasladados al Hospital Argerich por precaución", explicó el titular del SAME, Alberto Crescenti, a la agencia Télam.

"El resto [de los estudiantes] estaban bien, les dimos oxígeno y por precaución llamamos a la División de Siniestros de Bomberos para que cuantificaran el monóxido en el ambiente. Cuando llegaron, ya estaba ventilado, de modo que no se pudieron determinar las causas" que motivaron la descompensación de los estudiantes, añadió Crescenti.

Bomberos, la empresa Metrogas y técnicos del área de mantenimiento de la Ciudad comenzaron por la tarde de ayer las tareas para determinar los motivos por los cuales pudo haberse producido el escape de monóxido de carbono o de gas.

"Estamos viendo si falló una estufa o qué fue lo que originó el problema", explicaron a LA NACION en la cartera de Educación porteña. Durante la tarde de ayer se organizaron de manera de revisar las salidas de gas de cada aula y de cada espacio, uno por uno, para determinar cuál había sido la causa del problema.

Las autoridades educativas porteñas informaron que la actividad escolar del Lenguas Vivas quedará suspendida hasta que se pueda resolver el desperfecto. Inicialmente, hoy no habrá clases en ninguno de los niveles educativos que funcionan en Carlos Pellegrini 1515.

Esta no es la primera vez que el Lenguas Vivas atraviesa una situación así. En septiembre de 2007, 19 alumnos debieron ser trasladados a los hospitales Fernández y Rivadavia con náuseas y cefalea, también por un escape de gas. En aquel momento, pasadas las 10, en el aula 304, ubicada en el tercer piso, donde cursaban alumnos de primer año, tanto profesores como alumnos advirtieron un fuerte olor a gas y llamaron a los bomberos y al SAME.

Ayer por la tarde, voceros de la cartera educativa que lidera Soledad Acuña informaron que en febrero pasado se habían revisado las instalaciones de la escuela, que funciona en dos edificios -uno más antiguo y otro de 1993, en el que se hicieron ampliaciones hace poco-. Justamente ayer fue en el quinto piso de esa área ampliada donde los estudiantes comenzaron a percibir el "olor a gas" y pudieron alertar a las autoridades escolares para proceder a la evacuación total del establecimiento.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.