Muerte súbita. Salva vidas, pero es bajo el uso de la técnica de reanimación