Se suicidó la madre de un sospechoso

Es Silvia Ryan, madre de Nicolás Pachelo, quien se arrojó desde un piso 11; dejó tres cartas con las razones de su decisión
(0)
30 de mayo de 2003  

El caso del crimen de María Marta García Belsunce sumó otra víctima: Silvia Magdalena Ryan, la madre del ex vecino del country Nicolás Pachelo, sindicado por la familia García Belsunce como sospechoso del asesinato, se suicidó ayer al arrojarse al vacío desde su departamento del piso 11 de un edificio de Retiro.

La mujer, según dijo el abogado del Pachelo, Roberto Rivas, dejó tres cartas. Dos de ellas manuscritas dirigidas al fiscal que investiga la muerte del country Carmel, Diego Molina Pico, y a su hijo Nicolás. Una tercera a máquina, donde hace un relato de lo que hizo 27 de octubre, cuando ocurrió el crimen, y con un texto por momentos confuso y desordenado, respalda la versión de su hijo sobre el homicidio, dijo Ribas.

Según señaló el letrado a LA NACION, en la carta dirigida al fiscal, la señora responsabilizó a Horacio García Belsunce (h.) por las imputaciones contra su hijo que motivaron su decisión de quitarse la vida. Simultáneamente, el fiscal de Pilar recibió una llamada de un allegado a los García Belsunce, preocupado por la seguridad de su familia, pues temían que Nicolás Pachelo pudiera tomar alguna represalia, por lo que Molina Pico le puso una custodia policial a Horacio García Belsunce (h.), a su mujer y a sus hijos, dijeron fuentes judiciales.

Ryan, de 60 años, era una pieza clave para respaldar la coartada de su hijo en la causa por el homicidio, pues el joven declaró que el 27 de octubre, cuando se descubrió el cuerpo de María Marta García Belsunce, estaba acompañado de ella haciendo compras en el Paseo Alcorta.

En la carta a su hijo, según Ribas, la mujer le dejó un beso a sus nietos y le dijo a su hijo, por última vez, cuanto lo quería. "En las cartas exculpa permanente a su hijo y dice que es objeto de una acusación injusta. No pudo entender nunca la liberación de Carlos Carrascosa, esposo de la víctima, y temió que ahora fueran contra su hijo", dijo.

La señora cayó desde un balcón del departamento A del piso 11 del edificio de la Avenida del Libertador 184, frente a la estación de Retiro. La mujer, según Ribas, se suicidó por la "profunda angustia" que le generaba que su hijo fuera acusado del crimen de María Marta García Belsunce.

"La causa de todo esto es el caso García Belsunce, que la tenía muy mal y angustiada. La señora quedó dolida al ver un programa de TV y se sintió acorralada", explicó.

"Esta muerte va a servir para que la prensa tenga cuidado con las cosas que dice e informa", señaló el letrado y recordó que en ese programa mostraron imágenes de la puerta del edificio donde la mujer se quitó la vida. "La muerte de la señora estuvo ocasionada por la imputación falsa que se le hizo a su hijo y esto lo llevó a quitarse la vida", señaló.

Ribas informó sobre la existencia de una carta a las 17.40, según cable de la agencia Telam. Casi al mismo tiempo, fuentes de la procuración bonaerense deslizaron que en una de las misivas la señora responsabilizaría a la familia García Belsunce por su decisión, debido a las acusaciones que lanzaron contra Pachelo.

Sin embargo, el propio abogado reconoció que sólo accedió a las cartas a las 19, cuando, junto a la policía, tardaron 20 minutos en abrir la puerta del departamento con el auxilio de un cerrajero. "No sabía de las cartas, fue una especulación, cuando nos enteramos que se suicidó", dijo el abogado, que estaba reunido con el fiscal Molina Pico cuando recibió la llamada angustiada de su asistido.

Según dijeron a LA NACION fuentes policiales, la señora se arrojó al vacío por un balcón de su departamento del piso 11. Cayó en un patio interno del departamento A del segundo piso. El portero del edificio de 13 pisos, ocupado principalmente por oficinas, indicó que escuchó un fuerte estruendo. En el departamento, donde ingresaron los peritos de rastros, la jueza María Gabriela de Lanz, a cargo de esta causa por "averiguación de suicidio", estaban las tres misivas sobre la mesa del living.

Al lugar llegó Pachelo, sus hermanos y una hermana de su madre. A las 21.47, efectivos de la Policía Federal retiraron el cadáver en una camilla metálica, cubierta con una bolsa negra. A Pachelo se lo vio en el hall del edificio, muy dolido.

Informes de Laura Narbais

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.