Soledad Acuña: "La reforma del secundario tiene que ver con el fracaso de la escuela"

Se profundiza el conflicto en escuelas secundarias porteñas: hay 27 colegios tomados por estudiantes
Se profundiza el conflicto en escuelas secundarias porteñas: hay 27 colegios tomados por estudiantes Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
La ministra de Educación porteña criticó las tomas de los colegios y elogió el nuevo plan para el nivel medio
(0)
15 de septiembre de 2017  • 11:25

La ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, María Soledad Acuña , aseguró hoy que la reforma del nivel secundario "tiene que ver con el fracaso de la escuela, que no le enseña a los jóvenes a expresarse y dialogar" y criticó a quienes mantienen colegios tomados .

"La toma es negar el valor de la palabra y creer que ya no sirve hablar", dijo. La funcionaria insistió en que las autoridades de la ciudad "hablaron sobre la reforma con 53 representantes de diferentes escuelas", rectores y sindicatos, y que sólo se reunirá con estudiantes si terminan con la ocupación.

En diálogo con radio La Red, Acuña confirmó que hay 27 colegios tomados por alumnos en suelo porteño y que la toma "tiene consecuencia porque cada día perdido se extiende en diciembre y acorta los plazos de exámenes".

Las tomas comenzaron el 29 de agosto. La primera fue en la escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, en Barracas, y pronto se sumaron otros 26 establecimientos. La razón esgrimida es el rechazo a la reforma del nivel medio que se instrumentará gradualmente el año que viene en 17 colegios.

"Nosotros lo que decimos es que hay que preparar a los chicos para después de que terminen el secundario y para ello proponemos que en un cuatrimestre los chicos hagan practica del conocimiento", explicó Acuña. "Estas prácticas pueden ser en instituciones gubernamentales o empresas, pero no es una pasantía ni un trabajo en contra turno", agregó.

Uno de los cambios propuestos es que los alumnos del último año destinen la mitad de su tiempo a "aplicar los aprendizajes en empresas y organizaciones". El plan prevé también que los estudiantes próximos a terminar el secundario tendrán dos materias acreditadas del Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) como de la formación terciaria que elijan. Además, no habrá notas y se eliminará la repetición.

Los cambios del secundario

  • Ciclos. Serán tres: uno básico de dos años; un segundo orientado de dos, y el último, el integrador y formativo más allá del aula
  • Áreas de conocimiento. La enseñanza no estará organizada en asignaturas, sino en cuatro áreas: Ciencias Sociales y Humanidades, Científico Tecnológica, Comunicación y Expresión, y orientaciones.
  • Rol docente. Ya no habrá clases magistrales expositivas. El docente introducirá temas y será un facilitador del trabajo colaborativo en clase.
  • Prácticas. En 5° año, el 50% del tiempo estará destinado a "aplicar los aprendizajes en empresas y organizaciones", se explica. El resto será destinado al desarrollo de habilidades y proyectos de emprendedores.
  • Créditos. Se eliminarán las calificaciones numéricas y serán reemplazadas por un sistema de créditos. Los que no logren reunir los mínimos no repetirán el año, sino que asistirán a clases de apoyo del área de conocimiento que necesiten.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.