Trampas, aislamiento y contención psicológica, las medidas ante el brote

Un informe actualiza el avance de la investigación epidemiológica y el manejo social de la emergencia

Fabiola Czubaj
(0)
11 de enero de 2019  

Mientras el pueblo se adapta a las nuevas reglas de convivencia que impone la cuarentena en Epuyén, avanzan las tareas de investigación epidemiológica del brote que se declaró oficialmente el 5 de diciembre pasado, un mes después de que comenzara la transmisión del virus en una fiesta de cumpleaños.

Los trabajos, que van más allá del cuidado de los pacientes, apuntan a trazar un mapa de la transmisión y relevar "la salud" del ambiente en el que contrajeron la enfermedad. Las entrevistas con los afectados permitieron reconstruir cómo comenzó y se fue diseminando el brote a través de contactos familiares, laborales o sociales. El detalle al que accedió LA NACION traza al lunes pasado ese posible nexo en 23 de los 26 casos confirmados hasta ayer.

La reconstrucción hacia atrás en el tiempo lleva a los investigadores al 2 de noviembre pasado, cuando comenzó con los síntomas de la infección el hombre (primer caso identificado o caso índice) que al día siguiente asistió al cumpleaños, en el que hubo cinco personas que contrajeron hantavirus. Luego, la diseminación fue por contacto interhumano.

Como el virus hanta se contrae a través del contacto con las secreciones de roedores silvestres, se colocaron 290 trampas para capturar ejemplares en los alrededores de las viviendas de algunos de los afectados en Epuyén y Cholila, el salón donde se hizo el cumpleaños y el colegio secundario local. Se capturaron 21 ejemplares: en 18 no se encontró el virus y falta comunicar el resultado del estudio de tejidos de los tres animales restantes hecho en la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr. Carlos Malbrán. Ahí funciona el laboratorio nacional de referencia para hantavirus.

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia / Enviado especial

En el camino al paraje El Coihue, donde hay una zona conocida por los pobladores o visitantes de Epuyén para la recolección de hongos silvestres, se obtuvieron 12 muestras y en una se halló el virus, como ya había informado LA NACION.

En tanto, hasta anteayer se le indicó aislamiento respiratorio a 70 personas. "Para el 28 de este mes, el 54% de los casos habrán finalizado el período de aislamiento. Para el 1° de febrero, el 80% de los casos habrá completado el período", se indicó.

Pero no todos aceptaron de buena manera seguir la indicación, por lo que las autoridades sanitarias provinciales recurrieron ayer a la Justicia. La presentación la formalizó en la Fiscalía de Esquel el director asociado del hospital zonal de esa localidad cabecera: el texto cita el artículo 205 del Código Penal de la Nación que prevé prisión para quien viole las medidas sanitarias que eviten o propaguen una epidemia. El pedido alcanza a unas 60 personas que estuvieron en contacto con las personas afectadas.

En tanto, para aliviar el malestar psicológico que relevó un equipo de salud mental el 19 de diciembre pasado, las autoridades habilitaron en la Casita del Arte de Epuyén una guardia para asistir a los pobladores que espontáneamente consulten los martes, jueves y domingos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.