El inventor del emoji elige su dibujo más preciado