El programa de inteligencia artificial de Google logra derrotar a un jugador profesional de Go