Más rápidos, más atentos a su entorno, más seguros: así serán los smartphones de 2017