Peligro en la Web: el 80% de los chicos sufrió algún maltrato

Según un estudio de Unicef, padecieron violencia y discriminación
Soledad Vallejos
(0)
28 de junio de 2016  

La mayoría de los jóvenes cree que sus padres saben poco sobre sus acciones en Internet
La mayoría de los jóvenes cree que sus padres saben poco sobre sus acciones en Internet Crédito: UNICEF

Chatear, jugar en línea, buscar y compartir contenidos y comunicarse a través de las redes sociales es parte del ejercicio de "su ciudadanía digital". Así es su modo de interacción con el mundo. En la Argentina, ocho de cada diez chicos y adolescentes usan Internet. La tecnología atraviesa sus vidas, pero también los enfrenta con las primeras experiencias perturbadoras.

Según el estudio #ChicosConectados, presentado ayer por Unicef, el 80% de los entrevistados de entre 13 y 18 años vivió una situación negativa en Internet. Estuvieron expuestos a imágenes obscenas o pornográficas (37%): de violencia (24%); padecieron bullying y maltrato o fueron discriminados por otros motivos (31%). Además, uno de cada tres dijo haber recibido mensajes desagradables o hirientes en los últimos 12 meses.

En cuanto al modo más frecuente de conexión, seis de cada diez chicos se conectan a Internet a través del celular, usan las redes sociales para intercambiar mensajes con amigos y, en un 80% de los casos, lo hacen para completar las tareas escolares, señaló la investigación, que forma parte de la iniciativa Global Kids Online (GKO).

La iniciativa GKO busca fomentar tanto el conocimiento sobre el acceso y sus oportunidades como los riesgos a los que se enfrentan chicos y chicas en nuestro país y cómo es el acompañamiento en la Web que dan las familias ante este tipo de situaciones.

"En los focus groups que se hicieron con chicos, chicas, padres y madres se observó una gran preocupación, sobre todo, por los casos de cyberbullying, porque si bien el maltrato suele suceder antes en la vida real, la diferencia es que en la red permanece y se potencia por su llegada masiva -comenta María José Ravalli, especialista en comunicación de Unicef-. Pero también se comprobó que los chicos tienen estrategias para lidiar con ese tipo de situaciones."

El 65% dijo haber bloqueado a la persona que lo perturbaba; otro 58% eliminó los mensajes; un 54% optó por ignorar el problema, y un 51% trató de que la otra persona "lo dejara en paz". Un 10% confesó que "quiso vengarse".

Para la psicóloga Susana Mauer, especialista en niñez y adolescencia y miembro de la Asociación Psicoanalítica Internacional, los grandes desafíos para los padres son básicamente tres: "El primer gran problema es que los padres no logran evitar en ellos mismos un uso indiscriminado y hasta peligroso de los celulares. La congruencia entre los mensajes que transmitimos, por un lado, con las palabras y, por otro, con los hechos y acciones que las acompañan es decisiva".

"En segundo lugar, filtrar, al menos mientras se pueda, contenidos y tiempos de uso. Porque vivir en la selva virtual también es estar expuesto a estímulos e impactos emocionales de difícil digestión. Es importante que los padres no se destituyan de sus funciones en nombre de una tecnología que no dominan del todo. Aun tocando de oído pueden orientarlos y estar atentos a señales que den cuenta de desajustes, excesos o comportamientos extraños que no reconocemos en nuestros hijos", recomienda la experta.

En tercer lugar, Mauer menciona el estado de conexión permanente que se ha naturalizado y elimina entonces la posibilidad de desconectarse. "Las convenciones suponen hoy un destinatario siempre disponible, listo para responder. Al vivir online, no hay pausa, no hay corte, no hay distancia. Respuestas inmediatas y continuas arman un código comunicativo fluido, pero tenso."

Ante una situación desagradable o algo que los haya molestado, además de aplicar las estrategias de defensa mencionadas por Ravalli, el estudio quiso saber quiénes son los confidentes de los chicos y chicas, a qué personas de su entorno recurren cuando tienen un problema.

Los datos de este relevamiento de Unicef muestran que la mitad de los adolescentes entrevistados, en primera instancia, hablan con un amigo. El 30% lo hace con alguno de sus padres; el 25%, con algún hermano; el 24%, con un adulto en quien confía, y el 9%, con un profesor.

La figura familiar

"Casi el 70% de los chicos y las chicas creen que sus padres saben entre más o menos y nada acerca de sus actividades en Interne t y subestiman la necesidad de diálogo porque creen que sus padres redundan en cuestiones básicas que ya conocen o consideran que pueden aportar poco porque saben menos que ellos. Sin embargo, ante situaciones de gravedad acuden a la familia", sostiene el informe GKO.

En este sentido, Ravalli agrega: "Si bien los padres no son los primeros referentes a la hora de hablar sobre problemas en Internet, ante situaciones de gravedad son los principales consejeros. Estos datos ponen de relieve las posibilidades de participación de la familia, tanto de los adultos de referencia como de los hermanos u otros miembros, en acciones de información y prevención de riesgos, como también en favorecer otros usos enriquecedores de Internet".

Lo que dice el informe se hizo carne en el consultorio de Mauer hace apenas unos meses, con la historia de Gabriel, un chico de 11 años al que sus compañeros le sacaron una foto mientras hacía pis en el baño del colegio y luego se encargaron de subirla a las redes.

"Un día se despertó diciendo que le dolía la panza y que no quería al colegio, y durante esa semana me pidió faltar repetidas veces. Por suerte se animó a contarme lo que había pasado y la mamá de un compañero de él también me lo confirmó. El colegio intervino, con Gabriel iniciamos una terapia, pero el daño fue tan lesivo que él no quería volver a clases. La última decisión fue cambiarlo de colegio", cuenta aún con angustia su mamá.

Otro de los capítulos del relevamiento -que se realizó entre agosto de 2015 y abril de este año, y en el que a nivel local se procesaron más de 1000 entrevistas domiciliarias a jóvenes de entre 13 y 18 años- abordó uno de los terrenos donde los adolescentes se muestran más vulnerables, como el hecho de conocer gente a través de las redes sociales.

En el femicidio de Micaela Ortega, en mayo pasado, el chat de Facebook fue el medio que utilizó Jonathan Luna, el asesino de la menor, para hacer contacto con ella y engañarla. Se hizo pasar por una chica de 12 años, le mintió y luego le dijo que un primo (de esa nena) la pasaría a buscar. Pactaron un encuentro y Micaela se fue de su casa con el asesino.

"Muchos adolescentes manifestaron conocer gente a través de las redes sociales, aunque no todos acceden a un encuentro presencial con una persona conocida exclusivamente por esa vía -de acuerdo con el reporte actual de Unicef-. Sí lo hizo el 38% de los entrevistados, que se encontró en los últimos 12 meses cara a cara con alguien que conoció primero por Internet. En esos casos, hay cierto consenso entre los jóvenes en que se deben tomar recaudos, como pautar el encuentro en lugares públicos, en horarios diurnos, acompañados por un amigo o incluso por los padres."

Como conclusión, el estudio señala la importancia de que exista una política nacional de alfabetización digital y mediática, como una herramienta indispensable para el acceso equitativo a la información y el conocimiento.

Por eso, en el último capítulo #ChicosConectados desarrolló una serie de recomendaciones, entre las que se destacan la promoción de una política de ciudadanía digital integral. "Que se impulsen hábitos responsables y seguros que prevengan los riesgos, pero que también se potencie el uso enriquecedor de Internet, que apunta a expandir, por ejemplo, la formación en competencias vinculadas con la producción de contenidos multimedia y la programación."

Las redes y los chicos

  • Según indica Unicef, el promedio de edad del primer ingreso en la Web es a los 11 años. En el nivel socioeconómico alto el ingreso es a partir de los 7, mientras que en el nivel socioeconómico bajo es mayoritariamente a los 11
  • Las redes sociales constituyen un canal de comunicación y expresión. Facebook es la más extendida: el 95% de los encuestados abrió al menos un perfil, y aunque dice usarla poco debido a su crecimiento intergeneracional, no piensa abandonarla
  • Seis de cada 10 chicos usan el celular para navegar por la Web. Utilizan Internet en sus casas, preferentemente en sus habitaciones, donde tienen mayor privacidad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.