Francisco, un año de papado