Florianópolis, con buenas tarifas, intenta atraer a los argentinos