Aún hay un bombero grave