Furor por los UTV: la opción más segura de 4x4 que desplaza a los cuatriciclos

Los UTV debe circular por zonas habilitadas
Los UTV debe circular por zonas habilitadas Crédito: Mauro V. Rizzi
En Pinamar y Villa Gesell es cada vez más común ver estos vehículos de estructura tubular y con cinturones de seguridad; cuestan entre 10.000 y 50.000 dólares
Alejandro Horvat
(0)
9 de febrero de 2020  

PINAMAR.- Las calles y zonas habilitadas de Pinamar y Villa Gesell están repletas de vehículos pequeños, todoterreno, que parecen capaces de trepar cualquier pendiente. Son los UTV (utility task vehicle), utilitarios 4x4 de estructura tubular, o jaula antivuelco, que además cuentan con cinturones de seguridad y se han transformado en una opción más segura que los cuatriciclos para aquellos que no pueden imaginarse sus vacaciones sin salir a maniobrar entre los médanos.

"De cada diez ventas que hacemos, nueve son de UTV y una sola es de cuatriciclos", dice Esteban Pereyra, el dueño de Exclusive Gesell, un concesionario de vehículos todoterreno en esa ciudad.

"En el exterior estos vehículos hace tiempo que les vienen ganando mercado a los cuatriciclos. Acá se empezó a notar más a partir de 2018. Las razones son varias. La primera es que en precio son parecidos. La segunda es la seguridad: en el UTV tenés sistemas antivuelco; hay algunos modelos que si no te ponés el cinturón, el vehículo no acelera; y, además, no estás expuesto. En el cuatriciclo, si chocás, el cuerpo recibe todo el golpe", agregó Pereyra.

Los UTV, en promedio, oscilan entre los US$10.000 y 50.000. Los modelos que más se importan y comercializan en la Argentina son los de marcas norteamericanas
Los UTV, en promedio, oscilan entre los US$10.000 y 50.000. Los modelos que más se importan y comercializan en la Argentina son los de marcas norteamericanas Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Adrián Romero, de 40 años, es uno de los usuarios que ahora prefieren el UTV frente al cuatriciclo, sobre todo porque le permite hacer travesías junto a Joaquín, su hijo de 10 años. "Yo sigo teniendo un cuatriciclo, pero lo uso mucho menos. Para mi edad es mucho más seguro, cómodo y divertido el UTV. Lo que tiene el cuatriciclo es que después de andar por los médanos, te bajás y te duele todo. Además es peligroso si voy con mi hijo. En los últimos años hubo muchos accidentes por el mal uso de los cuatriciclos", dijo.

Leonardo Simi, de 49 años, es un piloto experimentado. Él vive en Pinamar y advierte que, si bien tienen más medidas de seguridad, la gran mayoría se compra un UTV sin saber manejar sobre la arena.

Como los UTV solo están habilitados para circular por senderos y zonas delimitadas, los vehículos no llevan patente
Como los UTV solo están habilitados para circular por senderos y zonas delimitadas, los vehículos no llevan patente Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

"La gente no tiene muchas cosas en cuenta. La arena es peligrosa, tampoco se trata de comprarte un aparato de US$50.000 y salir a hacer maniobras peligrosas. La arena va cambiando de peso, de contextura. Cuando uno tiene práctica ya ves el color de la arena y te das cuenta de por dónde tenés que pasar. Yo vivo acá hace años y te puedo decir que el 80% de los que se compran estos aparatos no tienen idea de ese tipo de cosas y por eso pasan los accidentes. Además, muchos padres les dan el UTV a los hijos más chicos", dijo.

Los UTV, en promedio, oscilan entre los US$10.000 y 50.000. Los modelos que más se importan y comercializan en la Argentina son los de marcas norteamericanas. Los japoneses también han desarrollado modelos muy sofisticados, pero no es frecuente encontrarlos en los concesionarios. Los de marcas chinas suelen ser los más económicos. Con los cuatriciclos pasa lo contrario: ahí las firmas japonesas se imponen, y los valores varían entre los US$5000 y US$22.000.

En ambos casos, si el potencial usuario tiene licencia de conducir, también es posible alquilarlos. Para los cuatriciclos se organizan travesías de 30 kilómetros que tienen un valor de $5000 y viajan dos personas por vehículo. Para usarlos en la calle, por cuenta propia, se alquilan por $2000 o $3000 la hora, dependiendo de la cilindrada. Alquilar un UTV es más difícil. Hay pocos lugares que ofrecen ese servicio y suelen cobrar, en promedio, $6000 la hora.

Una de las actividades nuevas que surgieron son las travesías
Una de las actividades nuevas que surgieron son las travesías Crédito: Hernán Zenteno

"Es muy notable la cantidad de gente que se va pasando del cuatriciclo al UTV. Se pasan por seguridad y porque se puso muy de moda. Muchos vienen y me quieren dejar el cuatriciclo en parte de pago", dijo Nicolás Gancedo, el encargado de ventas del concesionario Blueink, en Pinamar. Por este furor, ellos decidieron organizar travesías nocturnas para sus clientes.

La que hicieron en enero pasado contó con más de 40 vehículos. Hubo gente de todas las edades, incluyendo a padres con sus hijos pequeños. En el trayecto hasta los médanos se formó una caravana de más de dos cuadras de largo. Los conductores se dirigieron hasta una carpa con música, comida y bebidas sin alcohol en medio de las dunas, donde disfrutaron de esa exótica locación durante unas dos horas, hasta que emprendieron el camino de vuelta.

Sin patente

Como los UTV solo están habilitados para circular por senderos y zonas delimitadas, los vehículos no llevan patente. En Villa Gesell, por ejemplo, no pueden hacerlo por calles de asfalto. En Pinamar, hay 30 calles habilitadas que atraviesan el municipio y que permiten el acceso a todos los locales o puntos de servicios que un usuario de estos vehículos pueda necesitar.

"No puede tener patente porque tienen características técnicas particulares, como también pasa en el caso de los vehículos rurales. No se anota en el registro automotor porque solo pueden circular por zonas específicas, por eso no hay un registro de cuántos de estos vehículos hay", dijo Alberto Lamarque, secretario de Gobierno del partido de Pinamar.

Las actividades que surgieron en torno a estos vehículos son las travesías
Las actividades que surgieron en torno a estos vehículos son las travesías Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

En cuanto a la responsabilidad civil en caso de un accidente, el funcionario afirmó: "Los UTV tienen que tener la factura de compra, donde se acredita quién es el comprador, y también debe indicar quién fue el importador. Como no tienen patente, se identifican por número de motor y de chasis. También deben sacar un seguro de responsabilidad civil y por robo".

Sobre la licencia, por un decreto del 2018, los que quieran manejar un UTV o un cuatriciclo deberán tener la categoría A3, que es la de motos y cuatriciclos cabinados de cualquier cilindrada. Aquellos que hayan sacado la licencia antes de esta modificación podrán manejarlos, pero al renovar deberán presentarse como aspirantes para la A3.

Las actividades que surgieron en torno a estos vehículos son las travesías
Las actividades que surgieron en torno a estos vehículos son las travesías Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"De 2011 a la fecha registramos 20 muertes por el uso o intervención de cuatriciclos. Únicamente siete de las personas eran adultos, los 13 restantes eran menores de edad. Del total, 17 eran masculinos y tres femeninos. La localidad bonaerense de Pinamar es el municipio con mayor cantidad de víctimas fatales", señaló Pedro Perrotta, presidente de la ONG Corazones Azules Argentina. La gran mayoría de estos hechos sucedió fuera de las zonas seguras.

El año pasado también hubo una muerte a bordo de un UTV en Pinamar. Paula Betbeder, de 34 años, volcó el vehículo en el que circulaba fuera de la zona segura. Según fuentes policiales, la conductora no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.