A fondo. La ciudad atascada: trenes eficientes y menos autos, la solución