Exceso de velocidad, la infracción más cometida durante este año en la ciudad

Las cámaras de la avenida General Paz, las últimas en instalarse
Las cámaras de la avenida General Paz, las últimas en instalarse
Las multas por esta falta, detectada mayormente en las autopistas porteñas, volvieron al tope del ranking y desplazaron al estacionamiento indebido
Mauricio Giambartolomei
(0)
29 de diciembre de 2019  

Las calles están cada vez más controladas por cámaras que monitorean los movimientos de peatones y conductores. En la General Paz, desde el 1º de diciembre, funcionan los últimos equipos instalados en la ciudad para controlar los excesos de velocidad en los 24 kilómetros de la traza entre el Riachuelo y el Río de la Plata. La medida no fue antojadiza sino que responde al comportamiento de la circulación urbana de acuerdo con las últimas estadísticas oficiales.

Según esos registros, sobrepasar los límites de velocidad permitida está presente en el 60% de los accidentes de tránsito registrados en la ciudad de Buenos Aires y se convirtió en la infracción más común de este año entre enero y noviembre. De esta forma volvió a la cima del ranking anual: estacionar en lugares prohibidos como ochavas, veredas o rampas para personas con discapacidad, ocupó el segundo lugar, después de terminar como número uno en 2018.

A pesar de que la variable de la velocidad tiene nuevamente una importante participación en la estadística vial, el año cerrará con una buena noticia. Según la proyección de este año, 2019 terminará con un total de infracciones inferior al del año pasado. El promedio mensual de 2018 fue cercano a las 354.000 infracciones (el total de ese año fueron 4.239.457 multas) mientras que el de 2019 es de 279.000 actas (hasta noviembre se labraron 3.072.702). Para saber las razones detrás de los números habrá que esperar a que se analicen los datos de diciembre.

Las infracciones se detectan de tres formas: electrónica (fotomultas y cascos inteligentes), app (las realizan los agentes de tránsito por medio de teléfonos celulares especiales) y manual (contravenciones por alcoholemia y control de estupefacientes). Más del 40% de todas esas multas correspondieron a exceso de velocidad.

La mayor parte de esa porción se la llevan las infracciones detectadas en autopistas, como la 25 de Mayo, la Perito Moreno y la Dellepiane, que entre enero y noviembre acumularon un total de 770.950 infracciones; mientras que en avenidas y vías rápidas fueron 461.417. A esos dos grupos se les suman las 3226 multas labradas mediante el cinemómetro Parvus (pistola para autenticación fotográfica y registro de velocidad de uso simple). Así suman un total de 1.235.593 faltas por exceso de velocidad.

Con casi un millón de infracciones, el estacionamiento indebido se encuentra en el segundo lugar del listado, con el 32,4% del total. De esas infracciones 338.646 fueron manuales y 655.831 electrónicas, con cascos inteligentes y el sistema Vice/Sciv, de acuerdo con la información de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la ciudad.

Cordones amarillos

La reducción de las multas por dejar un vehículo en lugares prohibidos, después de dos años seguidos con una tendencia en alza, quizá tenga relación con las acciones que se realizaron este año para generar más espacios. En enero empezó una reconfiguración de las esquinas porteñas para achicar los cordones amarillos y ganar espacios. De esta forma se sumaron 22.000 lugares a los 335.000 ya disponibles, es decir, un 7% más.

Además, en una experiencia piloto que podría replicarse en otros barrios, sobre la calle General César Díaz se habilitó la primera ciclovía con estacionamiento paralelo en una traza de 1900 metros que atraviesa Floresta, Villa Santa Rita y Villa General Mitre. El desafío de la movilidad es constante en una ciudad con un volumen de vehículos que llega a 1.650.000 unidades entre los automóviles radicados en la ciudad, los que ingresan desde la provincia, los taxis y los colectivos.

En forma contraria, las infracciones por exceso de velocidad volvieron a crecer este año después del abrupto descenso que habían tenido en 2018 respecto de las cifras de 2017 cuando se labraron 1.964.311 multas. El año pasado se acumularon 1.170.114 actas en doce meses y en 2019, aún sin tener los datos de diciembre procesados, la cifra ya se encuentra en 1.235.593.

El último informe anual del Observatorio Vial de la ciudad de Buenos Aires concluyó que la tasa de mortalidad cada 100.000 habitantes en Buenos Aires es de 5,2, más baja que en otras ciudades de la región como San Pablo (6,6) o Bogotá (7,3). Estocolmo tiene una de las tasas más bajas a nivel mundial (0,9) y Guadalajara, México, de las más altas (24). En toda la Argentina el promedio es de 12,3 fallecimientos cada 100.000 habitantes y Buenos Aires cuenta con el número más bajo de todas las jurisdicciones.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.