La orangutana Sandra ya llegó a Estados Unidos después de un vuelo de 11 horas

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Mauricio Giambartolomei
(0)
27 de septiembre de 2019  • 10:18

La orangutana Sandra ya se encuentra en Estados Unidos y así el traslado más emblemático del Ecoparque porteño cumplió una nueva etapa. Después de un vuelo de 11 horas el animal, acompañado por un veterinario y un cuidador, llegó a Dallas pasadas las 7, donde ahora completará un período de adaptación antes de continuar su viaje hacia el estado de Florida donde será albergada en un santuario para grandes simios, considerado uno de los mejores del mundo. Así lo confirmaron fuentes oficiales.

La travesía de Sandra comenzó ayer a las 14 cuando dejó el Ecoparque porteño en un camión que la trasladó al aeropuerto internacional de Ezeiza. La transportaron en una caja especialmente diseñada de 146 centímetros de largo, 138 cm de alto y 98 cm de ancho, donde fue entrenada durante meses para que no tenga inconvenientes durante el viaje.

El viaje de la orangutana Sandra, desde Buenos Aires a Florida, con una escala en Dallas
El viaje de la orangutana Sandra, desde Buenos Aires a Florida, con una escala en Dallas

El avión aterrizó en el Dallas Fort Worth pasadas la 7 de hoy, hora argentina, y desde allí el traslado continuó vía terrestre en un camión especialmente adaptado. Sandra y sus acompañantes ya se encuentran en el Sedgwick County Zoo donde la primer simio en ser considerada persona no humana sujeta a derechos pasará un período de cuarentena que se prolongará entre 40 y 50 días.

"She's here, and doing great! (¡ella está aquí y está muy bien!)", dijeron los veterinarios estadounidenses que la recibieron. Durante el traslado en camión la orangutana comió uvas y bebió agua de coco, una muestra más de su estado de ánimo a pesar del largo viaje.

En el procedimiento ya están interviniendo dos autoridades sanitarias, el United States Department of Agriculture (USDA) y el Center for Disease Prevention and Control (CDC), que decidirán cuánto tiempo deberá permanecer Sandra en Dallas para luego dirigirse al Center of Great Apes (Centro para Grandes Simios), ubicado en el Estado de Florida.

Este santuario creado en 1997 por su fundadora, Patti Ragan, fue seleccionado por la jueza Elena Liberatori, titular del juzgado N°4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, que llevó adelante el expediente judicial, en diciembre de 2017. Dos años antes Sandra había sido reconocida como persona no humana y se había ordenado su traslado a un santuario acorde a su especie y donde pudiese desarrollar su vida en bienestar.

Costo del traslado

El traslado de la orangutana debió cubrirse por varios frentes. Por un lado el judicial, con la causa que se tramitaba en el juzgado de Liberatori; por otro, los estudios veterinarios de Sandra y las sesiones de entrenamiento para que se adaptara a la caja donde iba a ser transportada; y finalmente, toda la operación logística.

Con la necesidad de cumplir con el traslado, el gobierno de la ciudad abrió una licitación, en abril pasado, para contratar servicio integral de logística y traslado con un presupuesto previsto para la prestación de $1.927.669, según lo publicado en el Boletín Oficial. La empresa adjudicada fue Argentraider. Pero ese no será el único gasto.

Al presupuesto total se debe sumar los US$15.000 que recibirá el Sedgwick County Zoo por el traslado de la simio desde el aeropuerto de Dallas hacia el predio, la estadía durante la cuarentena, los estudios clínicos, el trabajo de los veterinarios y cuidadores, las muestras de laboratorio, la comida y la movilización hacia el Center for Great Apes.

Además el santuario de Florida recibirá US$ 70.000 en concepto de manutención de por vida de la orangutana de 33 años y con una expectativa de vida de entre 50 y 60 años. Entonces, la inversión total para la relocalización será de unos $7.000.000.

Desde que el ex zoológico porteño pasó a manos del Estado se relocalizaron más de 800 animales, según la información oficial, y aún quedan al menos 400 en el predio de Palermo. Muchos de ellos no pueden ser trasladados, otros esperan su turno en una carrera contra el tiempo, como la elefanta Mara que aguarda la partida a un santuario de Mato Grosso, en Brasil.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.