Una lluvia de flores amarillas invade las veredas y calles porteñas

Valeria Musse
(0)
10 de diciembre de 2019  • 10:33

Después de que la ciudad se tiñera de violeta por el florecimiento de los jacarandás, llegó la hora de que los 14 mil ejemplares de tipas que hoy están en el distrito ganen protagonismo. Con su característico color amarillo, las pequeñas flores se desprenden de los árboles y flotan en el aire hasta caer y cubrir las veredas y calles.

La tipa es un árbol que no pasa desapercibido. Es una de las especies más grandes que hay en las calles y espacios verdes porteños -de hecho, es la más frecuente en los parques-. De gran porte, llega a medir más de 30 metros de altura en su zona de origen y presenta troncos oscuros de más de un metro de diámetro. "Su abundante follaje dura casi todo el invierno y en octubre pierde las hojas. Sus ramas quedan desnudas en plena primavera y, dos o tres semanas después, vuelven a llenarse de hojas y flores", informó Jorge Fiorentino, gerente de de Mantenimiento del Arbolado Público de la Ciudad.

El florecimiento se da entre finales de noviembre y durante los primeros días de este mes. Si bien el proceso de floración de la tipa, o Tipuana tipu, no es tan prolongado como el de otras especies, se destaca porque produce un incesante caer de flores hasta formar alfombras amarillas que se cruzan al paso de peatones y vehículos.

"Es un árbol muy resistente que hasta tolera muy bien el trasplante en tamaño adulto, un rasgo excepcional que tienen pocas especies. Por ejemplo, muchas de las tipas que hoy se ven en la avenida Rafael Obligado fueron llevadas luego de un ensanche de la avenida del Libertador y, si pasamos ahora sobre el veredón nuevo de la costanera, vemos muchas tipas que fueron trasplantadas tras la ampliación del Aeroparque Jorge Newbery", indicó Fiorentino.

De acuerdo al último relevamiento del gobierno, la ciudad de Buenos Aires cuenta con unos 431.326 árboles. El 85% está en la vía pública; los restantes se distribuyen entre parques, plazas y jardines. El censo reveló que hay una enorme variedad de árboles en la ciudad: son 423 entre especies de hojas grandes, coníferas, arbustos y otras tipologías. El árbol más presente es el fresno rojo americano, que alcanza un 36% del total. Lo sigue el plátano y el ficus. En los parques y plazas, la tipa toma el mando.

"El florecimiento de las tipas es un espectáculo que se repite todos los años para el disfrute de los vecinos", afirmó Facundo Carrillo, secretario de Atención y Gestión Ciudadana, a cargo del área de Arbolado, y agregó: "Los árboles son el patrimonio ambiental más importante de la ciudad, por eso proyectamos plantar 100 mil nuevos ejemplares entre el año que viene y 2023".

Tipas florecidas en Palermo
Tipas florecidas en Palermo Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

De los 14.554 ejemplares de tipa que hay distribuidos en la ciudad, 9334 se encuentran en las calles y 5220 en parques y plazas. Según los datos del último censo del arbolado, se trata de la especie más frecuente en los espacios verdes, dejando en segundo lugar al jacarandá.

Lugares donde se pueden disfrutar

Las tipas están sobre todo en parques y plazas
Las tipas están sobre todo en parques y plazas Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

  • Avenida Pedro Goyena, desde avenida La Plata hasta Alberdi: es el corredor verde más extenso de la ciudad con 350 tipas. En algunos tramos de Caballito estos árboles alcanzan los 24 metros de altura.
  • Avenida Melián, desde La Pampa hasta Olazábal: en esas cinco cuadras hay unas 130 tipas que casi triplican en altura a las casonas estilo inglés del barrio de Belgrano R.
  • Avenida no vehicular Valentín Alsina: ubicada en el Parque Tres de Febrero, conocido como "los bosques de Palermo". El lugar cuenta con una alineación numerosa de tipas muy grandes.
  • Avenida Figueroa Alcorta, alrededor de la plaza República del Ecuador.
  • Avenida Costanera Rafael Obligado: alrededor del Aeroparque Jorge Newbery están las mejores alineaciones de tipas. Esta especie también se pueden visualizar en la Costanera Sur.

Un poco de historia

Las tipas fueron traídas a la Ciudad por el paisajista Carlos Thays
Las tipas fueron traídas a la Ciudad por el paisajista Carlos Thays Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Al igual que el jacarandá, la Tipuana tipu fue traída a Buenos Aires por el paisajista Carlos Thays de la zona de las yungas: Tucumán, Salta, Jujuy y el sur de Bolivia. Y, si bien ambas especies tienen similitudes como su origen y la belleza de su floración, son de familias distintas. El jacarandá es una bignoniácea y la tipa es una leguminosa, una de las familias con más representantes en nuestro país.

Por estos días, los peatones que transitan la ciudad pueden percibir la caída de minúsculas gotas aún en un día soleado, con el cielo despejado. Este fenómeno se repite en varias zonas y es conocido popularmente como "el llanto de la tipa". Pero, más allá del nombre de tintes románticos, el "llanto" poco tiene de mágico. Se trata de un goteo producido por un insecto, la chicharra de la espuma o Cephisus siccifolius. En su estado de ninfa, la chicharra se alimenta de la savia del árbol picando las hojas y excretando lo que no consume, una especie de espuma que se acumula en las hojas y se precipita en forma de gotas de un líquido azucarado que cae por la gravedad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.