Adopciones en pandemia. Con Zoom y mucho amor, las familias sortearon las trabas