"Hay chicos que dejan la escuela porque no pueden pagarse el almuerzo o los materiales"

"Es fundamental pensar herramientas para poder garantizar una educación para todos", resalta Bruno Pellegrino (18), alumno de 7mo año de una escuela técnica y uno de los estudiantes convocados por LA NACION por el Mes de la Educación
"Es fundamental pensar herramientas para poder garantizar una educación para todos", resalta Bruno Pellegrino (18), alumno de 7mo año de una escuela técnica y uno de los estudiantes convocados por LA NACION por el Mes de la Educación Crédito: Fabián Marelli
Victoria Mortimer
(0)
18 de septiembre de 2019  • 14:57

Falta de equipamiento, cloacas que se rebalsan o chicos que no pueden ir al colegio porque no tienen plata para la SUBE. "Hay compañeros que dejan la escuela porque no pueden pagarse el almuerzo o los materiales", dice Bruno Pellegrino, alumno de 7mo año de una escuela técnica en Avellaneda, cuando piensa en las dificultades en el acceso a la educación.

Él es uno de los 11 estudiantes convocados por LA NACION para conocer sus reclamos y propuestas para mejorar la escuela secundaria, en el marco del Mes de la Educación. Además, el año pasado, participó del Foro Federal de Estudiantes que tuvo lugar en Formosa y se sumó a distintas actividades organizadas por la Fundación Voz, una organización que se propone transformar y mejorar la escuela secundaria en la Argentina, para que los adolescentes se eduquen y preparen como actores y protagonistas del futuro del país.

Según un relevamiento realizado por la Fundación SES, la falta de infraestructura, la necesidad de insertarse tempranamente en el mercado laboral y la falta de guarderías para los que son madres o padres son algunas de las características "expulsoras" del sistema educativo actual. Las consecuencias: el abandono, la sobreedad y la repitencia.

"Vemos que lo económico es la razón principal por la que los pibes terminan abandonando la escuela o ni siquiera empiezan la secundaria", resalta el joven de 18 años, que fue presidente del centro de estudiantes y hoy participa de la Cooperativa de Estudiantes Técnicos y Agrarios con la que visitan diferentes escuelas en varios distritos bonaerenses. "Cuando empezamos a hablar con los distintos estudiantes vimos que los problemas que creíamos que eran particulares de cada escuela en realidad formaban parte de una problemática general", destaca.

La opinión de los jóvenes

01:49
Video

Otra de las fallas que menciona Bruno en cuanto a la infraestructura son las condiciones de acceso para los alumnos con discapacidad: "No hay aulas en planta baja o ascensores en casi ninguna escuela".

Al igual que la mayoría de los estudiantes entrevistados por LA NACION, Bruno considera que el Estado debería garantizar las condiciones para que todos los chicos y adolescentes puedan tener acceso a la educación. Según la Fundación SES, estas herramientas incluyen el boleto estudiantil gratuito, programas como Progresar y albergues, becas y comedores gratis para estudiantes del interior y zonas alejadas.

Fomentar la participación estudiantil es una de las prácticas que Bruno considera esenciales para mejorar la escuela secundaria, abriéndole a los jóvenes espacios de representación para poder ser escuchados: "Es importante que podamos aportar nuestra visión con respecto a la educación, porque nosotros somos lo que lo vivimos".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.