La grieta que debería preocuparnos: quienes habitan "casillas rosadas"

Virgilio Gregorini
Virgilio Gregorini PARA LA NACION
(0)
14 de agosto de 2019  • 09:45

La grieta que debería preocuparnos no es entre quienes ocuparán la Casa Rosada, sino entre quienes habitan "casillas rosadas" y quienes no. La verdadera grieta de nuestro país está en que en millones de personas viven con precariedad habitacional, sin servicios básicos, con deficitario acceso a salud, educación, justicia y demás bienes públicos.

Al menos 4.000.000 de personas en la Argentina habitan en más de 4400 asentamientos hace más de 30 años. Sin dudas, donde la pobreza se concentra con mayor crudeza. Una gran cantidad de esas familias viven en casillas como la que instalamos frente a la Casa Rosada para llamar la atención de nuestra sociedad y volver a poner el tema en la agenda electoral, donde se habla mucho, pero poco de lo importante: de los verdaderos problemas del país y de cómo establecer consensos multipartidarios, multiactorales y de largo plazo para resolverlos.

Estas familias son la parte más excluida del tercio que vive en pobreza por ingresos, lamentablemente, desde hace muchos años, en nuestro país. Por tal motivo, insistimos una vez más, con que no es posible una sociedad más igualitaria, integrada y sin pobreza si un tercio de ella está excluido. Ni sin el tercio que vive en pobreza ni sin quienes apoyan una u otra alternativa partidaria.

Mientras no aceptemos esto, no podremos avanzar hacia una sociedad desarrollada y justa. Consensuar con el "otro tercio" no es imponerle nuestra mirada, es estar dispuesto a ceder en la propia. No hay consenso posible sin disposición a ceder un poco. Y no tengo dudas de que debemos ceder más quienes más oportunidades hemos recibido y mejor estamos.

Ninguna de las alternativas partidarias en disputa por ocupar la Casa Rosada podrá resolver el problema de los asentamientos por sí misma. Ninguna, por más que su candidato/a diga lo contrario. Y la razón de esto es simple: no lo hicieron mientras gobernaban. No lo hicieron porque la única manera de poder hacerlo es acordando con la oposición. No hay otro camino. No hay otra posibilidad de resolver un problema tan profundo e histórico.

Para superar el problema de las millones de familias que viven en pobreza y en casillas rosadas hay que acordar con quienes ven distinta la realidad. Por eso, para esta tarea no importa quién gane, sino que quien lo haga esté dispuesto a convocar este acuerdo.

Para superar la verdadera grieta, la de quienes no tienen elección y viven en pobreza, hay que superar la grieta política. Desde Techo seguiremos intentando hacer esto con énfasis y fuerza en las propuestas que lanzamos. Porque seguimos soñando y trabajando sin descanso con un país donde nadie deba vivir en casillas rosadas porque no tenga otra elección.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.