srcset

Historias inspiradoras HDF

Nació en el campo, fue la primera de 11 hermanos en terminar la secundaria y es maestra rural

Micaela Urdinez
(0)
10 de noviembre de 2018  • 00:15

Graciela "Mimi" Maldonado nació en la zona rural de Lote 20, en Chaco, en una familia humilde de 11 hermanos, en la que siempre había que ayudar con alguna tarea del hogar cuando no se estaba en la escuela. Su papá trabajaba en el monte como agricultor y su mamá era cocinera de su escuela.

Por eso no tenía tiempo para hacer los deberes o leer en su casa. Estaba predestinada a dejar la escuela como habían hecho sus nueve hermanos mayores anteriores. Pero ella, gracias al apoyo de la organización Voy con Vos y mucho esfuerzo de su parte, pudo elegir otro camino. Mimi no sólo terminó la secundaria sino que se está por recibir de maestra jardinera. Además, da clases de alfabetización en escuelas rurales para que más chicos como ella puedan salir adelante.

"La infancia fue un poco dura porque no teníamos el tiempo fuera de la escuela para agarrar un cuaderno. Ayudaba a hacer pan casero, a barrer, a lavar, cuidaba a los animales. Hacía un montón de cosas menos estudiar. Y cuando iba a la escuela me costaba mucho leer", dice esta joven que asistía a una escuela plurigrado en la que la docente hacía malabares para enseñarles a todos juntos. "Estábamos desparejos y a los que nos costaba, nos atrasábamos. Siempre que me iba a cuidar a los chivos me llevaba mi cuaderno. Yo siempre le decía a mi mamá que quería seguir estudiando pero ella me respondía que no se podía.", explica Maldonado.

Mimi es la primera de 11 hermanos en terminar la secundaria y hoy da clases de apoyo en escuelas rurales para darle oportunidades a chicos como ella
Mimi es la primera de 11 hermanos en terminar la secundaria y hoy da clases de apoyo en escuelas rurales para darle oportunidades a chicos como ella

Por suerte, apareció Tomás Montemerlo en su vida, el fundador de la organización Voy con Vos. Se conocieron cuando Tomás fue con su escuela, en 5to año, a conocer esa zona y vio de cerca cuál era la principal necesidad: había que apostar a la educación. "Fue impactante ver que en la escuela primaria de Lote 20, que está a 30 kilómetros del pueblo de Tres Isletas, nadie seguía estudiando. Por un tema de distancia, porque no había ningún secundario cerca o por problemas económicos. Y decidimos que queríamos trabajar en educación para hacer una inversión en el largo plazo", explica Montemerlo.

Así, fue como Mimi consiguió su beca para poder ir a estudiar el secundario a Tres Isletas. Para eso, tenía que separarse, con 13 años, de su familia e irse a vivir al pueblo. Fueron tiempos difíciles. "Yo sabía que quería estudiar y por eso los tuve que convencer a mis padres para que me dejaran venir sola a Tres Isletas porque al principio no querían", explica.

Decidieron que se iba a quedar en la casa de su maestra del campo, junto a uno de sus hermanos mayores. Él trabajaba en un aserradero y ella se iba a estudiar. "Me costó adaptarme porque estaba sola. Allá en el campo es todo silencio y acá siempre escuchás las motos. Salía y todo era desconocido. Fue muy feo para mí. Tuve que aprender a relacionarme con chicos que hablaban y pensaban diferente. Por suerte Voy con Vos tiene personas que te ayudan y te apoyan en ese proceso", explica Mimi, sentada en el patio de la Escuela del Paraje 42, en donde da clases de apoyo a los chicos de primaria.

Dos años después de que ella se fuera a vivir a Tres Isletas, su padres y su hermano menor se mudaron con ella. Actualmente, Mimi vive con su pareja en otra casa, su mamá cose alpargatas para una empresa y su papá se está recuperando de un ACV.

Mimi es la primera de 11 hermanos en terminar la secundaria y hoy da clases de apoyo en escuelas rurales para darle oportunidades a chicos como ella
Mimi es la primera de 11 hermanos en terminar la secundaria y hoy da clases de apoyo en escuelas rurales para darle oportunidades a chicos como ella

Después de terminar la secundaria, decidió que quería ser maestra jardinera porque siempre le gustaron los chicos. "Tengo muchísimos sobrinos y ellos te prestan muchísima atención, aprenden un montón. Se me hace que ser maestra jardinera marca muchísimo la vida de las personas porque son la primera educación, el primer apoyo que reciben fuera de la casa y vos sos el guía que los lleva al exterior y les puede mostrar otro mundo", dice convencida.

En 2015, cuando Voy con Vos estaba ampliando su equipo y actividades, la convocó para que formara parte del programa Haciendo Escuela, que busca mejorar la calidad educativa de las escuelas rurales poniendo a disposición de la comunidad recursos humanos, didácticos e infraestructura para mejorar el aprendizaje, la promoción y la permanencia de los alumnos.

"Cuando Tomás me propuso trabajar con ellos me encantó porque era algo que yo necesitaba cuando era chica y nadie me lo podía dar. Y entonces es muy gratificante poder darles esa ayuda a los chicos. Porque están atrasados y esa pequeña ayuda les permite ponerse al corriente. Por eso me encanta este trabajo", cuenta Mimi, mientras algunos de sus alumnos la saludas desde lejos.

Mimi da clases de apoyo a los chicos de primaria de la Escuela del Paraje 42
Mimi da clases de apoyo a los chicos de primaria de la Escuela del Paraje 42

Desde ese entonces, todos los martes por la tarde Mimi se sube a su moto para ir desde Tres Isletas al Paraje 42, a alfabetizar a seis chicos a través de la metodología DALE. "Son 20 minutos con cada chico en los que trabajamos la lectoescritura. Se hace de manera individual con cada uno. Como las escuelas son plurigrado es muy importante la ayuda que les damos nosotros porque es una atención total. Y muchas veces los docentes no les pueden dar eso", explica Mimi.

"Leemos, hacemos la tarea y ensayamos", dice Rodrigo Maximiliano Duarte, uno de sus alumnos de 10 años. Axel Fabián Gómez, también de 10 años, también recibe apoyo y dice que quiere seguir estudiando el secundario en Tres Isletas. "Axel tiene problemas para hablar pero así y todo lee rapidísimo. Las primeras veces se escondía debajo de la mesa, era súper vergonzoso y no quería hablar. Ahora viene y te cuenta todo lo que le pasó en la casa, lo que hizo ayer y te va contando su historia. Es increíble ver el proceso que van haciendo, es algo muy lindo de ver", dice Mimi emocionada.

Es la primera de 11 hermanos en terminar la secundaria

02:35
Video

En cada sesión, los alumnos tienen que armar una oración con su historia y muchos le cuentan que en sus casas no existen los libros, que tienen que ayudar a su mamá y que están atrasados en la escuela. "Eso me recuerda mucho a mí. Tenemos chicos que están en 7mo grado y les cuesta muchísimo la lectura. Y lo más lindo es ver que ellos aceptan la ayuda. Ellos te dicen "yo soy burro y por eso no aprendo"", cuenta Mimi.

Voy con Vos también tiene un programa de becas que ayuda a que los chicos de la zona rural puedan tener la posibilidad de ir a una escuela secundaria. Mimi fue una de las beneficiarias, y también lo está siendo hoy en día su hermano menor. "Ya está por terminar la secundaria. Muchos de los compañeros de mis hermanos saben de mi historia y se que me tienen como ejemplo. Si ellos se sienten mal en la residencia yo les digo que traten de hablar, de contar cómo se sienten y que no dejen de estudiar porque es una oportunidad increíble. Y ellos me escuchan como si yo fuera una persona importante que les está hablando", cuenta.

Mimi se siente feliz de hacer lo que le gusta y a la vez ayudar a chicos que le recuerdan mucho a ella y sus orígenes. Su próximo sueño, es seguir la carrera de educación especial. "Me encantaría poder trabajar con chicos que tengan alguna discapacidad. Esas son mis metas por ahora", dice con una sonrisa.

VOY CON VOS

En las zonas rurales (menos de 2.000 habitantes), la mayor incidencia de la pobreza, las grandes distancias y la falta de recursos, hacen que indicadores como las tasas de inasistencia y repitencia sean mayores, y las de egreso efectivo, menores. Así, solamente 1 de cada 5 alumnos logra terminar la secundaria, y de cada 100 jóvenes que asisten a las secundarias rurales, 17 dejarán la escuela al finalizar el año y no volverán en marzo.

Voy con Vos nació en 2007 con el objetivo de abordar la exclusión educativa que sufren los jóvenes en las zonas rurales y hacer posible su derecho a la educacio´n. Gracias a un trabajo interdisciplinario, lograron que más de 600 jóvenes proyectaran un futuro diferente al de sus padres.

"Las escuelas rurales son plurigrado y detectamos que en las zonas vulnerables el ritmo de aprendizaje en lectoescritura a veces se puede demorar, y eso tiene impactos muy negativos. Y ayudar en la alfabetización, hace que los chicos se nivelen y puedan sostener una trayectoria educativa", explica Tomás Montemerlo, fundador de Voy con Vos.

Actualmente, trabajan en 20 escuelas rurales en Chaco y quieren seguir creciendo. "En estos 10 años de trabajo pudimos lograr un cambio cultural y un acceso real a la secundaria para estos chicos. Y eso se ha naturalizado en muchas personas para las que antes no era una posibilidad", agrega Montemerlo.

DATOS DE CONTACTO

Para colaborar para que más chicos puedan llegar al secundario a través de Voy con Vos, pueden ingresar a http://voyconvos.org/ o llamar al +54 11 4807 6373.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.