Violencia de género: cómo detectar las señales de alerta

Hay 178 femicidios relevados en lo que va del año; 151 asesinatos fueron directos, 10 vinculados de mujeres y niñas, 13 vinculados de varones y niños, 4 trans/travesticidios y 29 casos en proceso de investigación
Hay 178 femicidios relevados en lo que va del año; 151 asesinatos fueron directos, 10 vinculados de mujeres y niñas, 13 vinculados de varones y niños, 4 trans/travesticidios y 29 casos en proceso de investigación Fuente: Archivo
Victoria Mortimer
(0)
18 de septiembre de 2019  • 11:40

Alarman las cifras en relación a la violencia de género en nuestro país: hasta el 31 de agosto, se contabilizaron 178 femicidios, según el relevamiento del movimiento feminista Mujeres de la Matria Latinoamericana ( Mumalá).

A pesar de los preocupantes números, la situación empeoró con el tiempo; según los últimos datos oficiales, se denuncian 46 ataques sexuales por día y los femicidios representan el 13,7% de los 2362 asesinatos registrados durante 2018.

El 83% de las víctimas tenía un vínculo previo con el agresor, mientras que más de la mitad (56%) eran sus parejas o ex parejas, según el mismo informe. "La violencia incluye todas las modalidades de vinculación dentro de la relación donde se manifieste abuso de poder, ya sea físico, psicológico, simbólico o económico", resalta Alejandra Vázquez, psicóloga especialista en violencia familiar e integrante de Surcos Asociación Civil.

Si bien está muy arraigada la idea de que la violencia implica golpes, en la mayoría de los casos, la violencia no empieza siendo física, sino que muchas veces estas situaciones comienzan a mostrarse en formas que pasan inadvertidas: revisar celulares y redes, hablar mal de sus amigas o su familia, pedir que no usen determinada ropa o humillar con un "tarada" o "boluda". Estas agresiones cotidianas muchas veces son imperceptibles, hasta que la violencia incrementa y, otras veces, es demasiado tarde.

Según Nayla Procopio, coordinadora de la Red Nacional de Jóvenes y Adolescentes para la Salud Sexual y Reproductiva (RedNac), es común confundir estas acciones con "me cuida tanto porque me quiere mucho" y asegura que es fundamental cambiar la mirada sobre la filosofía del amor romántico que "todo lo puede" o la creencia de que la otra persona va a cambiar por uno.

Además, muchas veces, después de una situación violenta, estas personas suelen pedir disculpas o prometer que no volverán a hacerlo. "Esto confunde, porque la violencia coexiste con situaciones amorosas y eso genera esperanza en la joven: el pensar que ella va a poder cambiarlo", señala Vázquez.

Las especialistas coinciden en que es fundamental derribar los "mandatos patriarcales internalizados", como pensar que una mujer solo se realiza cuando está al lado de un hombre y repensar cómo se construye la figura masculina en nuestra sociedad. "Lo primero que aprende el varón es lo que no debe ser: los hombres no lloran, no muestran sus emociones, aprenden a los golpes", concluye Vázquez.

Signos de alerta

Para las chicas y mujeres

  • Control. Desde decirte qué ropa podés usar y cómo maquillarte hasta revisar tu celular y pedir tu contraseña de Facebook, Twitter o Instagram como "muestra de amor"
  • Humillación. Ridiculizarte, hacerte sentir torpe, inútil, criticar tu cuerpo o compararte con sus exnovias, hacerte sentir menos y culparte de todo lo que pasa en la relación
  • Celos desmedidos. Cuando no le gusta nadie para vos, no te deja ver a tus amigos o quiere conocer cada uno de tus movimientos
  • "Juego" de manos. Si aparecen pellizcones, tirones de pelo, empujones, patadas o cachetazos aunque sean "jugando"
  • Consentimiento sexual. Si te obliga a tener relaciones sexuales, quiere tocarte o realizar prácticas que no querés o sentís que no estás preparada

Para los padres y madres

  • Aislamiento. Si notan que su hija empieza a evitar amistades, se aleja de la familia, restringe sus actividades (como estudiar, salir o hacer algún deporte) y lo único que hace es estar con su pareja
  • Pendientes del celular. Pasa todo el día pegada al celular, poniendo el altavoz para mostrarle a su novio que está en determinado lugar o quién la acompaña
  • Cambio en la forma de ser. No se viste de la misma manera, deja de usar prendas que solían gustarle, pierde o aumenta mucho de peso; si está angustiada, con la autoestima baja o con cambios en el estado anímico
  • Evitan las charlas. Si notan que empieza a ocultar cosas y no cuenta demasiado sobre su relación o si se encierra en sí misma y no quiere hablar de lo que le pasa

ONG y organismos que brindan asesoramiento

Atención a las víctimas

Línea 144: línea gratuita de atención para mujeres en situación de violencia. Atiende las 24 horas en todo el país

INAM: ofrece un acompañamiento personalizado a las familias durante el proceso. (011) 4370 8819

Oficina de Violencia Doméstica: atiende todos los días, las 24 horas. Queda en Lavalle 1250 PB, CABA y se puede llamar al 011 4213-4510 (al 4514)

Centros Integrales de la Mujer (CABA)

Charlas informativas y prevención

La Casa del Encuentro: fue impulsora de la Ley Brisa y brinda asesoramiento y contención a mujeres que sufren violencia y familiares de víctimas de femicidio. (011) 4982-2550, info@casadelencuentro.org

Surcos Asociación Civil: trabajan en la promoción de la salud y la prevención con talleres, brindando herramientas para la construcción de relaciones igualitarias en lo jóvenes. En Facebook: @SurcosOrg

Ayuda y asesoramiento

Atravesados por el femicidio: grupo formado por familiares de todo el país que crea redes para la contención y el acompañamiento mutuo

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.