El alquiler de 93 escuelas, un negocio improductivo para el gobierno porteño

Desde hace varias décadas la ciudad destina $ 5 millones por año para pagar contratos de locación
(0)
22 de noviembre de 2002  

Un reciente informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad pone en aprietos al gobierno porteño, que destina $ 5,2 millones por año al alquiler de edificios para el funcionamiento de 93 escuelas.

Con los $ 438.176 por mes que la Ciudad paga por contratos que, en promedio, tienen una antigüedad de 61 años, el gobierno podría haber comprado o construido cuatro veces algunos de estos inmuebles. Incluso, hay un caso -el de la escuela N° 13, de Barrio Norte- en el que el Estado porteño arrastra un alquiler desde 1894.

"Resulta llamativo el tiempo transcurrido desde las fechas de los contratos originales, como las sumas abonadas. Estamos convencidos de la necesidad y el deber de realizar mayores esfuerzos desde la administración", advierte el informe elaborado por Gustavo Lesbegueris, defensor adjunto del pueblo.

El estudio, al que tuvo acceso LA NACION, reclama al gobierno porteño la ejecución de la ley de expropiación de los inmuebles alquilados sancionada en el año 2000 y que lleva el N° 488. "Unas 17 escuelas (de las 93 que están alquiladas) solicitaron intervención de la Defensoría porteña ante la falta de respuestas a los reclamos para que se realicen las expropiaciones de los inmuebles alquilados, la mayoría de ellas aprobadas por ley", señaló Lesbegueris.

Consultado por LA NACION, el secretario de Educación, Daniel Filmus, reconoció que deben ejecutarse muchas de estas expropiaciones pero lamentó que "cuando se vota la ley no se vota la partida presupuestaria para comprar los inmuebles".

"Sería mucho más ventajoso comprar que seguir alquilando durante años. Pero no tenemos el dinero para hacerlo. Este año, por la crisis, nuestra prioridad fue dar de comer a los chicos; pagar los salarios docentes y las becas", comentó Filmus.

Sin embargo, aclaró que, en el presupuesto del año próximo, por primera vez se incluyeron $ 5 millones para comprar 12 escuelas que fueron aprobadas por ley para ser expropiadas, pero advirtió que "se debe concretar pronto porque la ley está a punto de caducar".

En la Secretaría de Educación estiman que la compra de las 93 escuelas alquiladas costaría $ 54 millones. El gobierno porteño ya es dueño de otros 660 establecimientos.

Filmus ponderó la labor de la Escribanía General de la Ciudad, que en el último año logró una reducción del 12% de los contratos de locación, dato que también reconoce el informe de la Defensoría del Pueblo.

Diferentes precios

El informe detalla el precio de alquiler de las 93 escuelas y las tasaciones hechas por el Banco Ciudad. Llama la atención que el banco detalla precios muy inferiores a los que hoy se pagan. Por ejemplo, por una escuela de 14 de Julio 546, en Chacarita, el gobierno abona 3850 pesos por mes. La tasación del Banco Ciudad, en cambio, es de 1900 pesos.

Al respecto, la Escribanía General explicó que muchas veces las técnicas de tasación de la entidad crediticia no obedecen a criterios precisos.

Con relación a los 61 años que llevan muchos alquileres, el abogado Marcelo García, que trabaja en la Escribanía revisando contratos educativos, dijo: "Es cierto que han pasado muchos años. Pero el problema viene heredado; es un tema no resuelto en muchos años. Antes las escuelas estaban en manos del Ministerio de Educación. Sólo desde 1992 están en la órbita de la Ciudad".

Las escuelas reconocen este hecho, pero de todas formas creen que se está dilapidando dinero. "Sería mucho más ventajoso pagar de una vez y desentenderse del tema. La comunidad educativa se vería beneficiada ya que, al ser propiedad de la Ciudad, no correría el riesgo de perder terreno y desaparecer, lo que lamentablemente ocurrió con otros colegios", concluyó Gustavo Senn, director de la Escuela N° 4 Juan A. Lavalleja, de Chacarita.

Un contrato centenario

Sesenta, ochenta y hasta cien años hace que el Estado alquila 93 inmuebles para escuelas en la ciudad de Buenos Aires.

La más antigua data de 1894, o sea que hace 108 años que se arrienda el edificio de la escuela N° 13, República Islámica de Irán, ubicada en Cabrera 3430, en Barrio Norte. Otra que data de muy largo tiempo es el colegio primario Juan Antonio Lavalleja, ubicado en 14 Julio 546, en Chacarita. Se alquila desde 1922, o sea desde hace 80 años.

El director del establecimiento, Gustavo Senn, lucha para que la escuela logre constituirse en propiedad de la Ciudad. Dijo a LA NACION que su temor es que la escuela vaya perdiendo terrenos o se cierre. "Ya perdimos 250 metros cuadrados en un juicio que ganó uno de los propietarios. Quiero garantizar permanencia a los maestros de grado y a los interinos. Aquí desayunan y almuerzan 150 chicos. Dependen sí o sí de la escuela para subsistir. Quiero garantizar estabilidad a las familias", señaló Senn.

El director comentó que recibió una buena acogida por parte de los legisladores para sancionar la ley de expropiación de inmuebles. "Ahora falta ejecutarla", dijo.

Dentro del informe de la Defensoría se detalla también la situación del Jardín Maternal N° 2 Pampita, ubicado en Gallo 1255, en Barrio Norte. Según arquitectos de esta entidad el inmueble está "casi en ruinas". LA NACION pudo comprobarlo. Los padres dicen que están hartos de las promesas de refacción. "Queremos que terminen la construcción del nuevo edificio. Pagar $ 100 de alquiler por esto es muchísimo", dijo Gabriel Sodikman, padre de un alumno.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.