Escena simplificada

Giacomo Marramao estudia los mecanismos de reproducción del poder, pero incurre en algunos lugares comunes
Giacomo Marramao estudia los mecanismos de reproducción del poder, pero incurre en algunos lugares comunes
Candela Potente
(0)
6 de septiembre de 2013  

Contra el poder. Filosofía y escritura, del filósofo italiano Giacomo Marramao, pretende deconstruir los mecanismos que producen y reproducen el poder, con el fin de replantear su comprensión habitual. Su primer paso es explicar términos clave como "política", "poder", "potencia" y "autoridad", y así preparar la escena para el subsiguiente análisis de la representación de estos términos en obras de los escritores Elias Canetti (1905-1994) y Herta Müller (1953), ambos ganadores del Premio Nobel de Literatura. Marramao plantea un entrelazamiento entre el discurso filosófico y el literario. Finalmente, concluye con un diagnóstico de nuestra época globalizada y posmoderna, caracterizada, según el autor, por un cruce entre posdemocracia y neopopulismo mediático.

El punto de partida y los objetivos que se propone este libro invitan a reflexionar sobre nuestros tiempos y a pensar el vínculo entre filosofía y escritura. Sin embargo, Marramao cae en simplificaciones y en la degradación de ideas ya conocidas. En ocasiones, reformula planteos filosóficos con el agregado de imprudentes cantidades de edulcorante, como cuando critica la comprensión conceptual. Allí escribe: "En el momento mismo en que transformamos la realidad en concepto, iniciamos su reducción y su parálisis por deslumbramiento, y lo que en primer lugar se sacrifica es lo multiforme y lo variable del aspecto metamórfico de la vida misma". Al mismo tiempo, en el libro se esbozan preguntas u objeciones presentes desde hace años en el mundo de las ideas filosóficas, pero no se hace ninguna referencia a su larga tradición.

En cuanto a la "escritura", que forma parte de la conjunción que subtitula el libro, el análisis sobre Canetti y Müller nos ofrece una perspectiva más interesante. Con el fin de encontrar en la narración lo que no puede ser argumentado, se abordan algunas obras de estos escritores, como Masa y poder de Canetti y En tierras bajas de Müller. No obstante, aunque el encuentro entre filosofía y escritura podría resultar en conclusiones estimulantes, muchas veces Marramao da la impresión de haber elegido a estos escritores sólo para retomar ciertos temas que, en realidad, han sido mejor ilustrados por pensadores como Friedrich Nietzsche, Theodor Adorno, Walter Benjamin o Sigmund Freud, a quienes él mismo recurre. La especificidad que podrían tener esos temas –la muerte, la utilidad de los conceptos, el desarraigo y la carencia de patria– en las obras de Canetti y Müller parece en ocasiones desvanecerse en este libro, lo cual desdibuja también el motivo que conduce al filósofo italiano a dedicarse a ellos.

El análisis de Marramao se hilvana a menudo a través de lugares comunes, como una asociación demasiado inmediata del arte con la "modalidad" del "centelleo de la intuición"; o mediante reflexiones acerca del mundo globalizado como el reino del tiempo acelerado y el corto plazo. Resulta inevitable preguntarse quién es el destinatario de este libro, puesto que combina estos comentarios –que no parecen en absoluto dirigidos a un lector especializado– con la mención de términos en alemán sin traducción o el uso innecesario de expresiones como "espacio no euclidiano" para referirse al escenario político contemporáneo. Contra el poder pretende discutir temas como la política, la autoridad, el vínculo entre el estructuras conceptuales y tramas narrativas, la nueva escena de poder, pero lo hace de un modo un tanto confuso y, sobre todo, bastante esnob.

  • Fuente: LA NACION
    Contra el poder

    Giacomo Marramao

    Fondo de Cultura Económica

    Trad.: María Julia De Ruschi

    110 páginas$ 64
  • MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.