Marta Minujín protagoniza la muestra documenta más política de la historia