Pandemia, grieta, trabajo, parejas y humor: todo es político según Tute