Recuperan una pintura robada de Picasso

La obra estuvo en el Pompidou hasta 2001 y apareció en Estados Unidos
(0)
28 de febrero de 2015  

Falta una semana para Navidad y es temporada alta para el consumo. Los regalos viajan de una punta a otra del globo. Uno más de esos tantos paquetes parte de Bélgica en un barco de FedEx, cruza el océano Atlántico y llega a Newark, Estados Unidos. "Joyeux Noel" ("Feliz Navidad" en francés) dice el paquete descrito como "artesanía de 37 dólares". Pero cuando los oficiales de la aduana lo abren se encuentran con un cuadro de Picasso desaparecido en 2001 que, como mínimo, vale unos 2,5 millones de dólares.

Se trata de La coiffeuse, (La peluquera), un óleo de 33 por 46 centímetros, realizado por Pablo Picasso en 1911, en la plenitud de su período cubista. La obra pertenece al Estado francés y su robo fue descubierto cuando no la encontraron en el almacén del Centro Georges Pompidou de París, en 2001.

Después del asombroso descubrimiento, los miembros del Centro Pompidou viajaron a Nueva York para examinar la pintura y acreditar su autenticidad.

El presidente del centro de arte parisino, Alain Seban, consideró que es "una buena noticia" y quiere exponer pronto la obra recuperada. Puede volver a los muros del Pompidou "con ocasión de la nueva presentación de colecciones modernas que se tendrá lugar a finales de mayo", adelantó Seban.

Según The Guardian, Picasso es el artista plástico cuya obra pictórica ha sufrido la mayor cantidad de robos en la historia del arte internacional, ya que cuenta con aproximadamente unas 1300 piezas suyas figurando en el Art Loss Register, la base de datos de arte robado o perdido más grande del mundo.

Aún no se conoce la identidad de los implicados ni se sabe si el hallazgo fue producto de una investigación o del simple azar, pero la fiscal estadounidense a cargo del caso, Loretta Lynch, lo sintetizó diciendo: "Hemos encontrado un verdadero tesoro".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.